Una cuestión de
relatividad.
Exámenes triviales

por

Antonio García Francisco
___________________________


Si sufre síntomas de ansiedad al realizar un examen, por más que le cueste creerlo, está de suerte. Las estadísticas demuestran que la ansiedad, en su justa medida, puede ser beneficiosa, ya que si nos presentamos a un examen completamente seguros de nosotros mismos, es probable que el resultado no sea óptimo. Tampoco es conveniente una ansiedad excesiva, que reduce la capacidad de pensar y nos hace razonar más lentamente.

Obtendrá un mejor resultado si sabe de antemano el tipo de examen al que se va a enfrentar. No es lo mismo estudiar una materia para realizar un examen de preguntas cortas que para desarrollar un tema, ni mucho menos para responder a un test. Y también conviene conocer el modo de valorar las respuestas. Si es un examen tipo test y se valoran solamente las respuestas correctas, ante la duda, responda, pues aunque no acierte no le descontarán puntos y es posible que el subconsciente esté en lo cierto cuando se decida por una respuesta correcta. Y si no tiene ni idea, «tírese» siempre a la misma letra, la «b», por ejemplo. NO me pregunte por qué, pero yo siempre lo hice y me dio buen resultado. Por otra parte, si las respuestas incorrectas se penalizan, lo mejor es que se limite a las que sabe responder con absoluta certeza. En este caso, arriesgarse a adivinar la respuesta puede empeorar el resultado.

Y si el examen es cronometrado, lo más inteligente es saltarse las preguntas que le desconcierten. Responda solamente aquellas que sepa de inmediato. Después podría detenerse en las cuestiones que le hagan pensar un poco; por último, responda a las más difíciles.

Acuérdese siempre de repasar sus respuestas. Con frecuencia descubrirá errores producidos por un descuido y los podrá corregir. Y repase otra vez las instrucciones, por si acaso no las entendió bien. Finalmente, acuda al examen despierto, descansado y de buen humor. Son circunstancias importantes.

Estas son las recomendaciones que me dieron antes de realizar una tanda de exámenes de preguntas triviales y tipo test. Conseguí copias y aquí traigo las más complicadas de las preguntas. ¿Se atreven con ellas? Las instrucciones ya las tienen. Ánimo, amables lectores, yo no acerté todas, por supuesto, se lo digo por aquello de que mal de muchos, consuelo de todos.

¿Las respuestas? En el próximo número, por supuesto.


Trivialidades


1.- Acisclo va a visitar a su amigo Onulfo, que vive a treinta Km. de distancia. Viaja a 60 Km. Por hora y llega en media hora. A la vuelta, en cambio, tiene un pequeño embotellamiento de tráfico que le obliga a circular más despacio, y tarda una hora en llegar a casa. ¿Cuál fue la velocidad media del viaje de ida y vuelta?

2.- Un vendedor de caballos fue a una subasta con un conjunto de caballos. A su primer cliente le vendió la mitad de sus caballos, más otro medio caballo. Al segundo le vendió la mitad de lo que tenía, más medio caballo también. Al último le vendió la mitad de lo que tenía, más medio caballo también. Sin embargo, cada uno de los compradores recibió caballos enteros, no medio caballo, y a él no le quedaron caballos. ¿Con cuántos caballos empezó?


3.- Ponga los signos de suma o resta en el lugar adecuado entre los números para que el resultado sea 1:

0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 = 1

4.- Un hombre fue a una joyería y compró una cadena de 750 euros, dándole al dependiente dos billetes de 500 euros. Volvió al cabo de unos instantes y pagó una nueva compra con un billete de 200 euros y recibió 50 euros de cambio. Más tarde, el banco comunicó a la tienda que los dos billetes de 500 euros y el de 200 eran falsos. Sin tener en cuenta el margen comercial, los gastos de estructura, el coste de la mercancía, etc. ¿cuánto dinero perdió la tienda?

5.- Un nuevo juego consiste en tirar dados con los números indicados más abajo escritos en ellos. El ganador es el que llega antes a 100, empleando el mínimo de números, y sin repetir ninguno. ¿Qué números necesita?

5  17  19  37  41  46  50  66

7.- ¿Qué número falta en la siguiente secuencia:

3  7  15  .......  63  127


8.- La semana que viene voy a comer con un amigo, a ver una exposición de arte, a la oficina de la Seguridad Social y al dentista. Mi amigo no puede quedar conmigo el miércoles; la oficina de la Seguridad Social está cerrada los fines de semana, la galería está cerrada los martes, los jueves y los fines de semana; el dentista sólo pasa consulta los martes, los viernes y los sábados. ¿Qué día puedo hacer todo lo que tengo previsto?

9.- Tres jóvenes fueron a comprar ropa a una tienda poco corriente. El dueño vendía una gorra a 50 euros; una camisa a 60 euros y una corbata a 70 euros. ¿Cuánto costará una chaqueta?

10.- Eligio acaba de pintar la fachada de su casa y necesita algo más. En la ferretería el dependiente le enseña lo que quiere.
—¿A cuánto es la unidad? —dice Eligio.
—A 10 euros. ¿Qué número quiere?
—180
—Muy bien. Son 30 euros.
¿Qué ha comprado Eligio?


Saludos cordiales, y hasta la próxima.


_______________________________





Literatura · Pintura · Fotografía · Música · Artículos

Revista Almiar - Margen Cero™ (2006) - Aviso legal