ALMIAR

Margen Cero

nº 17 - Primera época
julio /agosto de 2004
Selección poemas: Antonio Alfeca





ÓSCAR PORTELA
Lápida

Pesada lápida sobre mis parpados,
cenizas en mis ojos y el azul antiguo,
el abra del azur y la oración
en lo abierto definitivamente cerradas
en los túneles del insomnio
donde las ratas danzan su ritual de pestes
y exterminio. El viento que antiguamente
me abría al infinito, las manos espejos
de las aguas más claras y profundas,
la piel de aquel que amé en sueños,
todo enterrado bajo la pesada máquina
de los duelos que conviven con los vampiros
de la noche que se alimentan del deseo
y no dejan sino cenizas en los párpados
y sal en la boca del durmiente.
Cruel es la boca en la que vida y muerte
nos paren y más cruel aún pacer en
las silenciosas calles de la soledad
a las que nos condenó la
palabra a la que atamos nuestras vidas.


Canto de Marsias

He aquí mortal, definitivamente
como mi aspiración al infinito,
mi corazón, oh Apolo, vencido
por tu furia y por el rayo de tus
ojos, he aquí mi finitud, de rodillas
frente a la lira de amor y el roto
corazón entrando a las tinieblas
lentamente, luego del fuego
en que la consumí mis ansias
de eternidad y amor, oh dios
oculto por mis cantos y mis coros
cuando las fuerzas me abandonan
y mis cenizas desde una urna etrusca
vuelan al infinito de la soledad
a la que me condenaste
oh armonioso entre los armoniosos,
más cruel con la soberbia y la vanidad
de los titanes que no tienen
descanso, salvo la muerte,
el polvo de las urnas, las puras
aguas del Mediterráneo:
ni animales ni humanos
han venido hasta mí,
hasta mi roto corazón,
hasta el occidente de mi dolor
para amortajar mis deseos
de amor por lo mortal,
que desató tu ira
y condenó mi alma
a la prisión del arte
y del amor que calla
en el silicio hosco
del desierto. Sólo el murmullo
del infinito mar,
solo el viento de las noches
encetadas por las estrellas
acompañan los ecos
de mis tristes lamentos,
ahora que desde una urna
bella continúo
atado a laúd del destino
con que me encadenaste
Apolo, oh invencible,
oh impiadoso,
compañero de la amargura
de que hiciste mis horas,
solo, desesperado,
hasta que el silencio venga
a redimir mi viaje
y el ángelus diga sí
a mis deseos de paz
y de silencio.


________________________

Web: http://www.universoportela.com.ar/

Ilustración poemas: Iluminacion by Hebertsanchez
- Own work. Licensed under GFDL via Wikimedia Commons.




Sumario del n.º 17 de Mar de Poesías (2004):

Adrián Arias · Agustín de la Poza · Alfredo Maya · Antonio Pérez Morte · Beatriz Ruiz Páez · Beth Brait · Cecilia Bustamante · Cristina Bosch · Dámaris Fernández · Daniel Montoly · Fernando Mares · Fernando Pérez Poza · Gabriel Impaglione · Graciela Pucci · Graciela Wencelblat · Jacqueline Dárdano · Javier Pérez-Ayala · José Luis Martín · Juan Carlos Vásquez · Karina Sacerdote · Luis García Angulo · Luis Gilberto Caraballo · Mario Meléndez · Miguel Á. Ontanaya · Óscar Portela · Raúl Heras Romina Amodei · Sary Oliva




Separata publicada en el n.º 55 (noviembre/diciembre de 2004) de la
Revista Almiar - ISSN 1695-4807 - Margen Cero™ es socio fundador de A.R.D.E.
Derechos reservados por los autores -
Aviso legal