TEODORO FREJTMAN - Juntos andaremos la llovizna - Poemas en Revista Almiar (Margen Cero)

ALMIAR

Margen Cero

 

Biblioteca de poemas
Mar de poesías - 1ª época (junio-julio de 2005)
Selección: Antonio Alfeca
 

 


 


 

William-abstract.jpg

TEODORO FREJTMAN

Juntos andaremos la llovizna


Juntos andaremos la llovizna
y los besos
levantando una envidia de paraguas
un murmullo de zócalos
y vos, y yo
y la tarde entre los dedos.

Vagaremos la silueta del asfalto
y un semáforo me oirá decir te quiero
cuando caiga mi mano a tu cintura
y acaricie la garúa tus cabellos.

Colgará del viento un canillita
un vocear de diarios empapados
y subirá en contrapunto por el aire
el clamor del viejo campanario.

Nosotros
hincaremos la mirada en el romance
que madura de esperanza nuestras manos
y seguiremos bebiendo la llovizna
que nos encuentra, hoy y aquí, enamorados.

 

 

Lluvia
 

Cruzo matinal el desierto del silencio
vuelta la tarde en rojas sinfonías
ya se oculta el sol con mil anteojos
y bebo este torrente de la lluvia fría.
Callo.
Mañana despertaré en cigarrillos
cuando sienta el rumor de las palomas,
la besaré bajo el paraguas amarillo,
e irá nuestro paso hacia la costa.
Lento subirá mi verso por su pelo
anidará de pronto, y en su oído
y robará un hilo de garúa
de sus ojos, miel y trigo.
Vientre de octubre, tierra sin sembrados,
esculpiré el arco iris del domingo,
ella flotará sobre una rama
y yo la amaré, frutal y tibio.
 

 

Muchacha
 

Buscar tu sonrisa entre mis dedos
y andar de sol con tu silueta,
quedarse bebiendo el horizonte
de los besos maduros de mi tierra.
Ya ves,
la noche se dilata en un violeta
mientras crecen las campanas de los grillos
y alzan aventuras al silencio
tus ojazos marrones y los míos.
Si pudiera,
volcaría mi sangre en los pinceles
para gastar el rojo enardecido
en tu piel y tu mirada agreste.
Deja que borden mis manos tus caderas
y revienten mis labios en tu cuerpo
al regalar la luna sus cantares
de juglaresa, plata y fuego.
Celos me suben las pupilas
de quienes te acarician en febrero,
el mar y sal allá en la playa
el sol en el asfalto y tus cabellos.
Ven, quédate a mi sombra,
descubriremos el clamor de las vertientes
y robaremos a la frágil mariposa
el dulzor de alhelíes y claveles.
Muchacha, preludio enamorado
cuéntale sin voces al crepúsculo tus días
y él te lo dirá, pues se lo he dicho yo,
que te quiero,
que te espero,
que me oirás,
que vendrás,
y serás mía.
 

 

 

________________
Contacto con el autor: tfrejtman[at]adinet.com.uy

Info Ilustración poemas: William-abstract by William Armstrong American Artist - Own work. Licensed under CC BY-SA 3.0 via Wikimedia Commons.

 

 

Sumario del presente número de Mar de Poesías:
 

ABDUL R. MEMON ALFREDO VAEZA ÁNGEL BARCELÓ ANTONIO LÓPEZ MEDINILLA ARIANNA CASTAÑEDA ARNALDO SEJAS AVELINO GÓMEZ CARLOS JURIC CARMEN GARRIDO CAROLINA HODGSON FEDORA VEGA IAGO CHOUZA JORGE CUÑA JOSÉ LUIS Gª. HERRERA JUAN CARLOS VÁSQUEZ MAMEN MORUNO MARIO MELÉNDEZ MARTÍN LUCÍA MIGUEL ÁNGEL ONTANAYA NATALIA BARROS NOEL PRATO NORMA NAVA OPHIR ALVIÁREZ ÓSCAR PORTELA ROXANA PALACIOS SALOMÓN VALDERRAMA SARY OLIVA SUSANA GIRAUDO TEODORO FREJTMAN

 


Separata publicada con el nº 22 de la Revista Almiar (Margen Cero™) - junio/julio de 2005
ISSN 1695-4807 - Margen Cero™ es socio fundador de A.R.D.E.
  Derechos reservados por los autores - Aviso legal

 


  Compartir