ALMIAR

Margen Cero

Biblioteca de poemas
1.ª época (noviembre-diciembre de 2005)
Selección: Antonio Alfeca




MARINA LÓPEZ
Señor, ¿está usted loco?

La miraba con el ceño fruncido,
con ojos de bombillas de 100 watios,
maquinando cómo poder encerrar en una jaula su cerebro
para así poder atender, acariciar y descubrir
los mecanismos que llevan a sentir así.
Quería pasearlo por el parque las tardes de otoño
ante la mirada atónita de transeúntes vomitados,
besar la viscosidad que emana y
sirve de conductor de la electricidad que produce
su actividad.

Aquella tarde que decidió poner en práctica
sus planes y por primera vez,
degustó el sabor, el olor de lo horrendo,
entre la histeria del momento
diseccionó parte a parte su cráneo,
su propia adrenalina le produjo una erección fatal,
y extrajo el elemento tantas veces deseado,
con exquisito cuidado lo introdujo en la jaula de oro
que compró expreso para anidarlo y
allí observó como, sin esencia,
su objeto de culto, su tótem,
convertía el tono rosado en gris perla y perdía la vida.

Ahora vive en un manicomio, postrado en un rincón
sin querer deshacer la cama ni sus pulcras sábanas
pardas.
Todos los días, a la misma hora,
saca de su armario la pequeña jaula
que guarda el tesoro escondido, putrefacto,
maloliente y seco
y le habla de paisajes que no ha visto
y lo ama y lo acuna entre sus brazos podridos de esperanza,
la esperanza de que algún día sean libres y vuelva a la vida.

Recuerdo de Barcelona 1993

Tenía la misma camisa manchada,
no se distinguía entre la sangre
el alcohol y los vómitos,
formaban dibujos y formas caóticas, imposibles,
después de tantos meses quedaban incrustados
en las costras de su pecho raído por batallas perdidas.

Solía caminar inclinado hacia la izquierda
y entre balbuceos se le mal entendía decir
que siempre había sido trotskista.

Esta mañana paseando por la Ramblas,
lo vi tumbado en la acera
cortando el paso de transeúntes que,
para evitar parar, le pasaban por encima
y continuaban sus charlas animadas.

No cabía duda,
estaba muerto, inerte,
ya formaba parte del mobiliario urbano,
una señal de tráfico,
un semáforo,
una papelera,
él...

___________________

MARINA LÓPEZ DOMÍNGUEZ nació en Jerez de la Frontera (España) un 12 de abril de 1971, aunque actualmente reside en Las Palmas de Gran Canaria. La fuerza de su estilo reside principalmente en un tipo de feísmo contenido en una elegante dicción, cuyo objetivo es el de revelar partes tabú de la realidad cotidiana en toda su crudeza.
Contactar con la autora: marinalopezdr[at]hotmail.com

Info Ilustración poemas: Ms-bi-01 by Manfred Seibt - Archiv Manfred Seibt. Licensed under CC BY 3.0 via Wikimedia Commons.




Sumario del presente número de Mar de Poesías:

Alejandra Barbery Alfredo Vaeza Ángeles Charlyne Beatriz Hernanz Beckett (Mario Blacutt) Catalina D'Amico Chankecham Cristina Azcona Jaume D'Urgell Jorge del Rosario Juan Carlos Vásquez Juan Villegas Julen Carreño Manuel Lozano Marco A. Valencia Marcos Echevarría Marina López Mónica Volpini Norma Segades Óscar Marchesín Pilar G. Cuadros Porfirio Mamani Susana Giraudo Xavier de Tusalle





Separata publicada con el n.º 24 de la Revista Almiar - ISSN 1695-4807 -
noviembre-diciembre de 2005 - Margen Cero™ es socio fundador de A.R.D.E.
Derechos reservados por sus autores -
Aviso legal