nube blanca como
pálido velo
(37)

Fernando Mollá
 

 

Nube blanca que como pálido velo
tu cuerpo envuelve y tu mirada me roba.
Sin apenas verte descubro tu sonrisa,
grande y clara sin embargo,
grande y cierta.
Pero te vas, te me vas y te pierdo.

Revivo los años en un segundo apenas.
¡Qué hermosos los días!, ¡Qué cortos los minutos!
yo te quiero..., tú me querías,
tiéndeme tu mano, deja que alcance la mía
que reviva también la vida,
que renazca el recuerdo, y vuelva el pasado.

Ese pálido velo que te alcanza y te borra
la niebla maldita que te alcanza y te mata
y muriendo tú, nos mata a los dos.

Mi mano en tu mano, y no tengo tu imagen.
¿Dónde vas? donde vayas, llévame,
sonrisa de amor, mirada tierna,
me miras, me hieres, me matas.

Velo de muerte, ¡detente, devuélvemela!
Mitad aquí, mitad allá, medio sí, medio no.
Aún a tu mano se aferra mi vida,
vida sin cuerpo, alma sin vida.

¡Mi mano, no sueltes mi mano!
la tuya es mi camino, mi luz, mi destino.
me besas, te busco, te adoro
nube de muerte...
, detén tu camino.
Pálido velo que cubre tu rostro.

Apenas tu cara, ¡al menos tus ojos!
¿Dónde tus ojos?, ¡Vacías mis manos!
En tu vida he vivido, en tu muerte me muero.
Pálido velo, nube apenas, nada.

 

Cielo azul, tierra seca, flor que agoniza,
anclaje de mi vida, calma en mi tormenta.
Abandonas mi vida, a la deriva me dejas.
¿Habrá puerto que mi corazón cobije?
No habrá alguno que mi alma relaje.

 _____________________________________________

 

ÍNDICE DE ESTOS POEMAS

PÁGINA PRINCIPAL l FOTOGRAFÍA l TRIANA l RADIO INDEPENDIENTE l POESÍA l REPORTAJES

Revista Almiar (Madrid; España) - MARGEN CERO (2003) - Aviso legal