MARISOL IGLESIAS
El abismo

 

Hallábame yo al borde del abismo.

Y llegaste tú.

Tenía a mis espaldas, al caer de la tarde,

un largo camino.

Ante mí se tendía, ingenuo y cobarde,

el precipicio.

Tomando mis manos dijiste: «Ven conmigo».

Y siguiendo tus pasos llegué a tu mundo.

Me fui contigo.

Pero tú soltaste mis manos.

Entonces miré, vuelta la cabeza,

de nuevo al camino,

y vi que, en la soledad de lo amargo,

era ya más profundo... ¡el mismo abismo!

 


Otros poemas de esta selección de obras:
CIERRA LA PUERTA  | LAS OLAS | EL ABISMO | PERDÓNAME | SI ALGUNA VEZ... | HOY HE VISTO LA LOCURA | SIEMPRE HABRÁ... | AL ALBA | A VECES QUISIERA MORIR

 


CONTACTAR CON LA AUTORA: malberte[at]eresmas.net

Ilustración: Fotografía por Pedro M. Martínez ©



PÁGINA PRINCIPAL
 

PÁGINA PRINCIPAL / NOVELA RÍO / FOTOGRAFÍA / TRIANA / RED SOCIAL
RADIO INDEPENDIENTE / POESÍA / CUENTOS DE INTERNET / CHAT
REPORTAJES  /  REVISTA ALMIARRELATOS

 

REVISTA ALMIAR (MARGEN CERO™) - 2003 | AVISO LEGAL