ÍNDICE
DE AUTORES

Miguel Robles Frías

Silvia Andrés

Crescencio Ramos

Mikel Merlo

Gabriel Impaglione

David

David Vega

Juan A. González

José Soria

José A. Torné

Guiomar Coimbra

José Elgarresta

Josué Barsa

Luis E. Prieto

Fernando G. Caniza

Fernando L. Pérez

Fernando Martín

Luia

Nicolás Friedmann

Víctor Corcoba

Antonio Álvarez Bürger





Fernando Martín Beato

___________________

Desde el mundo de las sombras:
Un poema



Un poema

es un velero

que navega

para adentro.


Que navega

en una rosa

insatisfecha

satisfecha

que se da a la mala vida

en una esquina

frente al puerto.


Sí, que un poema

es un velero

que navega

ante un espejo

que te mira

y que me mira.


Es el esqueje

que amanece

si tú quieres,

que amanece

del tormento

al «alma mía».


Si tú quieres

un poema es una herida

en una esquirla,

consentida

y de alegría;

mas la alegría prodigiosa

es esa rosa

en su lucha y su lamento

de un momento.


Una herida sinuosa,

preferida, a dolorida

en la utopía,

y un crepúsculo en crescendo:

estallido de estallidos,

estallidos

que liberan

la ucronía

de la mentira,

y de la métrica

en un verso.


Y hasta a aquel navío

que es muy mío

y que navega

en la anarquía

de mi poema,

que, si es poesía,

te cincela

con su estela

que más siento.


Y como un beso

desde un cuento

a una paloma.

Y con un ole

a dos faroles

que les gusta una amapola

y que se imponen

a la noche de mis penas.


Que se imponen

y que me imponen

como espita

si es concreta

desde el Viento.


Que es concreta

ante el incienso

aún pervertido

y malherido;

como espiga

de lo inmenso

intangible y más perfecto

al Universo;

como un rictus muy propenso,

colorido en solitario

solidario,

que me grita

que me excita;

y que me angustia;

que te asusta

y que me gusta,

si tú quieres,

como un brindis de paredes

que se estrujan

invisibles sobre un Cielo

transparente de Boleros.


Más la alegría

prodigiosa

y más hermosa

es esa rosa

que por amor a un ser humano

cada noche se transforma

y se refleja en una esquina

frente al puerto.


Por amor a un ser humano,

se transforma y se sublima

fulgurante en mil luceros.


Por amor a un pordiosero

que la quiere, que la siente y que la mima;

quien la lleva entre sus manos,

y la acaricia muy apretada contra el pecho.

                                 Y que imagina, y se imaginan:
           aquella noche, aquella rosa...., y reflejada en esa esquina.

                                        Y se imaginan
                             que él la lleva caminando
                            entre los astros
                                     tan arriba.

                     Que él la lleva por encima
          caminando entre espirales:
   irradiantes,
siderales,
   cual gencianas luminosas,
                muy brillantes:
                                serenadas, maravillosas.

                                              Empreñadas como diosas
                                                            Infalibles
                                                        del Silencio
                                                           y de lo Libre.

                                          Empreñadas como diosas de lo Eterno,
                                                            que es salitre
                                                         de lo Humilde,
                                                            si tú quieres.

         Y de eso excelso,
                       y tan pequeño
                                          en el fondo del Espacio, que es un Mar.

                           Mas, mis mil luceros, un pordiosero y una rosa,
                     orgullosos, desde el mundo de sus sombras,
  como siempre refulgentes, siempre vivos; como siempre, vencerán
                                   Desde el mundo de las Sombras.



Contactar con el autor:

fernandomb[at]teleline.es



Ilustración poema: Fotografía por Pedro M. Martínez ©


Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +