POEMAS

ÍNDICE DEL
MONOGRÁFICO

Relatos

Poemas

Artículos

Fotografía, Pintura
y Arte digital

Portada del
5.º aniversario

Portada de Almiar

Síguenos en Facebook

¿Quieres publicar
en Almiar?





Mary Carmen Ruiz



Catorce poemas bajo el sol


Sol

Al alba de este cielo enmudecido, el sol,
cobarde todavía, en brazos de tu sueño, te acunaba.
No sabía la luna de tu ausencia
ni el pájaro sabía de tus alas
llevándote
hacia el pueblo dulce de calles encaladas….
La tarde, sorprendente, te esperaba
cobijando el susurro de tus pasos en la acera,
donde unos versos tuyos de soles y azucenas
—sueño imposible— me llamaban.


Recuerdo

En el hueco de una voz desconocida
los recuerdos se enredan y se crecen.
Tan reales parecen estos besos,
tan desnudo tu cuerpo y tu sonrisa
tan pequeña la lágrima imprudente
que no deja de rodar en la mejilla.
Tan triste la pared sin ver tu sombra
tan soñado el amor que se ha perdido,
las horas que has pasado adormecida….
en el viejo sillón de aquella casa,
donde un día extraño de noviembre
floreció la vida.


Ángel

Un ángel me dio la mano
como un niño adormecido
despertando de un mal sueño.
Sus dedos me condujeron,
se enredaron en los míos
y entre caricia y susurro
me detuvieron el tiempo…
…Un tiempo que no era mío
…un tiempo de incertidumbres
…un tiempo, estación de paso
…un tiempo con voz de viento.
Sus ojos, que me miraban,
más que mirar, me tocaban...
por los andenes del cielo.


Nada

Nada.
Se acercaba más y no era nada
se quedaba en la piel
y nada.
Se mecía en los labios,
temblaba su voz,
sonreía sin querer
...y nada.
Canciones, susurros, caricias
besos robados, regalados, entregados
soñados, húmedos, cálidos...
¿Y aún dices que no es nada...?
Así... yo soy nada...

Brisa

La mañana se parece
a tus ojos que me miran desde lejos
y esta brisa que tu olor siempre me trae
es la imagen de mi imagen
confundida con la tuya en el espejo.

Arena

¿Qué buscas en el cielo
que no dejas de mirar…?
El brillo de unos ojos que dejé escapar.
¿Qué buscas en el viento
que te lleva el caminar…?
El hueco de una voz que ya no escucho cantar.
¿Qué pintas en la arena
que no puedo adivinar…?
La primavera de un sueño que quiso bañarse en el mar.

Alma

El amanecer me encuentra
con los ojos abiertos de la duda
desvelada por el hambre de ti
desde la ausencia…
Se amontonan las voces
en el filo de mi voz,
en la orilla sutil de la conciencia.
Y no conozco otra luz sino la tuya
que me regalan tus ojos si me miran
y no conozco otra piel sino la tuya
si me regala tu mano su caricia.
Desde dentro me llevas y te llevo
anclado sin remedio y sin medida
mientras estalla el alma… y el deseo.

Tarde

Una tarde de marzo nos retiene
tras la puerta dulce de los besos,
cuando apenas la primavera se asoma
y tu mano pone voz a mis silencios.
Quiero decirte los versos que me callo
quiero escribirte la historia imposible de los miedos,
quiero besarte
quiero escaparme contigo y no puedo.
Quiero cerrar la puerta y encontrarte
olvidarme de quién soy y ser de nuevo,
envolverme en ese mágico instante
en que parece tan posible, el sueño.

Niña

Sentada en el balcón
espera ver crecer las margaritas.
Aprende a sonreír cada mañana
y olvida la lección…
Un espejo la mira y la reclama,
se vuelve lentamente,
¿Quién es ella?
¿Quién es… que no soy yo?

Si

Si vuelves trae contigo la esperanza
que un día te llevaste.
Si vuelves, trae contigo la ilusión
de ser adolescentes todavía…
…que no han llegado tarde.

Ausencia

Ahí está, escondido entre recuerdos,
tan presente como el aire, como el filo de los dedos
si se rozan.
En esta ausencia no hay tiempo
ni leyes de los hombres,
no hay normas que se rompan.
En esta ausencia de ti, que eres tú,
hablan los cajones abiertos
y las cortinas que empuja, de marzo, el viento.
Ahí está, enredado entre los libros
que no vencerá el olvido,
haciendo rimar los versos,
enseñando a volar los sueños.
Mirándome en tu ausencia me descubro
como barco a la deriva
que olvida su singladura….
mar adentro, mar adentro, mar adentro.

Hoy

Hoy vuelvo del ayer, como si nada,
los ojos entornados, las manos frías
y aun cargadas de esperanza.
Hoy vuelvo, desde cero,
a empezar a quererte
sin haber dejado de hacerlo.

Blanco

Junto al pozo el sol se ha detenido
cansado, sediento, enamorado.
Unos ojos, inquietos, lo persiguen,
unos ojos, de un verde inalcanzable
lo tienen hechizado.
Dormido ante el blanco
de cal imposible,
detiene su camino un sol de invierno
con ansias de verano
y el agua le refresca, se renueva la vida
entre voces de niños que juegan en su nombre
a la rueda, rueda, de un pozo blanco, blanco.

Madrugada

Desierta la calle y rota la mirada
los pasos de una sombra que un día tuvo nombre,
en medio de la noche, se escuchaban.
Sonaban a regreso…
¿Alguien sabe si vuelve?
…Sonaban a nostalgia.
Un gemido de piedras le recibe
y un silbido del viento de marzo.
Si mira al cielo… la lluvia se retrasa
y se retrasa el reloj en su bolsillo
y se retrasa, cansado, el reloj de la torre de la plaza.
Llegan tarde sus dedos a los ojos
que hubieran querido detener las lágrimas,
pero el tiempo ya no es suyo
ni suyos son los pasos que sonaban,
porque ha llegado tarde un hombre tan querido
que un día tuvo nombre
y al que ya nadie esperaba.

________________
CONTACTAR CON LA AUTORA

ruizdobado(A)wanadoo.es

ILUSTRACIÓN POEMAS: Fotografía por Pedro M. Martínez ©