ARTÍCULOS Y REPORTAJES

ÍNDICE DEL
MONOGRÁFICO

Relatos

Poemas

Artículos

Fotografía, Pintura y Arte digital

Portada del 5.º aniversario

Portada de Almiar

Síguenos en Facebook

¿Quieres publicar
en Almiar?






Aline Pettersson:
Las muertes de Natalia Bauer
_________________
Nadia Contreras


Aline Pettersson (México D.F., 1938), ha escrito los libros de poesía Cautiva estoy de mí y Enmudeció mi playa, así como una larga colección de libros infantiles.

Natalia y Brian es un matrimonio de muchos años. De ahí, que el fastidio se haga presente, que lentamente el amor ceda paso al silencio, al periódico que se lee afanosamente con el sólo fin de acabar toda conversación. Aline Pettersson, en Las muertes de Natalia Bauer (Editorial Alfaguara, 2006), su novela más reciente, hace gala una vez más de su narrativa que envuelve, que apasiona, que lentamente nos lleva al centro de la tormenta.

Y es que los personajes de Pettersson, viven unidos a la muerte. Basta recordar a Alfonso Vigil, en La noche de las hormigas, médico de profesión, que al cruzar una noche el Parque México, en la colonia Roma, es asaltado y herido de muerte por un balazo en la pierna que le traspasa la arteria femoral. Alfonso a semejanza de Natalia, se muere lentamente; y es en este largo proceso de agonía que recorre sus años: su trabajo, el divorcio, la presencia de los hijos.

Natalia es pues una mujer que se transforma de la ilusión al cáncer. Aunque en un principio, el choque con la narración construida a través de correos electrónicos, me resultó tediosa, el resto de la novela es vivir en Canadá, donde ambos (Natalia y Brian) «inmigrantes privilegiados», contarán con una profesión y un empleo. No obstante, el tiempo despintará aquella relación:
«Había un claro cambio en él que primero sugería ser sólo producto de un tiempo de mucho trabajo. Pero los meses pasaban y el sonido de la televisión parecía haberse apropiado del cuarto…Durante la cena la conversación era más escasa que nunca. De cualquier forma nada delataba este cambio de costumbres. Ella había aprendido a no preguntar».

En «Tierno saúz», conocemos de manera más íntima a Natalia, quien a través de su diario nos muestra su vida o mejor dicho, sus muertes, muy a pesar de su letra infame y de tener miedo de decir lo que verdaderamente siente y quiere. El amor (ahora en la figura de Vicente), es una presencia más (como en buena parte de la poesía de Pettersson) y Natalia es un vuelco de palabras, de estremecimientos:
Qué bueno tener piel, me susurraste,

tránsito dulce del conocimiento.
Y sin embargo…
Es hoguera de agua,
no te engañes.

Pero todo, incluso la imagen guapa frente al espejo, es fantasía, delirio. Natalia se desmorona, como se desmoronan sus recuerdos: Guillermo, su antiguo novio, la participación en la marcha del silencio del 68, el encuentro con Brian:

«De pronto Natalia vio la mano del fotógrafo tendida hacia la suya. Entonces él pronunció su nombre, en un español muy entrecortado, y la invitó a tomar café en su hotel por las inmediaciones. Ella aceptó. En el cielo brillaban las estrellas».

Paulatinamente el dolor la invade, las citas obligadas al doctor, el matrimonio a punto de romperse entre su hija Sara y Paco. A través del género dramático, o «teatro escrito» como lo definirá la propia Aline, Natalia se encuentra con la muerte, pero en esa muerte está ¿Guillermo? para salvarla, para gozarla, para retomar junto con ella, el cauce del río:

«Hombre: Qué suave es tu piel.
Mujer: Tampoco yo he olvidado el tacto de la tuya. No lo he olvidado nunca.

Hombre: Dejemos que el ruido del agua hable por nosotros. Yo no tengo palabras».


________________________
NADIA CONTRERAS-ÁVALOS. (Quesería, Colima, México, 1976). Es autora de los poemarios Retratos de mujeres (Secretaría de Cultura de Colima, 1999) Mar de cañaverales (La Luciérnaga editores, 2000) Figuraciones, eBook (Crunch! Editores, 2003), y Agua inicial (El Cálamo, 2003),
entre otros. Poemas suyos aparecen en las antologías Selección de poesía mexicana contemporánea, Español-Portugués (Bianchi Editores/Ediciones Pilar, 2002) y Árbol de variada luz, antología de poesía mexicana actual 1992-2002, estudio, selección y notas de Rogelio Guedea (Universidad de Colima, 2003). Recibió Mención Honorífica en el Premio Nacional de Poesía Joven Elías Nandino 2001, y es Premio Estatal de la Juventud Colima, 2002, así como Premio a proyectos culturales en la categoría de poesía, 2003, otorgado por el Instituto Mexicano de la Juventud. Actualmente es catedrática en la Universidad Autónoma de La Laguna, Torreón, Coahuila.

PÁGINA WEB DE LA AUTORA:
http://nadiacontreras.blogspot.com/