El año de Saeko,
de Kyoichi Katayama

______________________________
María Aixa Sanz

—¿Quién soy?
—La persona que siempre he estado buscando.
Era la respuesta que él deseaba oír, (…)
—Pues me has encontrado.
La isla iba empequeñeciendo a sus espaldas. A lo lejos, el cielo y el mar, cubiertos por la bruma, se fundían en una luz lechosa. Un poco después, con un tono de voy familiarizado con el silencio, Saeko dijo:
—No lo olvides, ¿eh?
Él se volvió. Captó la mirada de ella.
—No olvides que te buscaba. Que vivía buscándote. Acuérdate, siempre,
de esto —añadió con una voz que sólo fue perceptible durante un instante fugaz.



Alfaguara publica El año de Saeko, la nueva novela de Kyoichi Katayama, autor de Un grito de amor desde el centro del mundo, la novela japonesa más leída en los últimos años.

El año de Saeko es una preciosa novela. Una profunda historia de amor sin condiciones con un desarrollo y desenlace hermosos e insospechados. Que corrobora que las historias de amor sin condiciones son el oxígeno de la humanidad, que sin ellas, sin vivirlas o al menos leerlas todo sería más difícil. El año de Saeko es un ejemplo de literatura de precisión, de literatura minimalista que se detiene en los pequeños gestos del cuerpo, de la actitud, del día a día. En El año de Saeko se lee hasta el silencio.

La de Saeko y Shun’ichi es una historia conmovedoramente bella. Donde Kyoichi Katayama capa a capa, palabra a palabra, párrafo a párrafo, página a página nos lleva al corazón de los personajes y de la historia. Una historia que se balancea entre la cordura y la locura, entre lo posible e imposible, en una muestra de amor profundo, de sentimientos total, donde Saeko y Shun’ichi son la antítesis el uno del otro pero por esa magia que posee el amor se complementan y encajan como dos piezas de un mismo engranaje.


—¿También el trabajo?
—Sí dejaré el trabajo. Mi trabajo será huir contigo.
—¿Crees que podremos? —expresaba su temor.
—Déjamelo a mí. Todo saldrá bien —en el instante de decirlo, Shun’ichi sintió cómo desaparecían las preocupaciones que había arrastrado durante largo tiempo y cómo se llenaba de un humor espléndido.

De la voz de Shun’ichi nos llega la coherencia de la voz de Saeko los impulsos de la vida. Kyoichi Katayama aparte de narrarnos una historia de amor nos regala una novela plagada de pequeñas historias como cuentos, como joyas, y unas cabales reflexiones sobre el mundo en el que vivimos, sobre la muerte y la vida, la incidencia del hombre en la Tierra y las relaciones humanas: ejemplo de ello es el memorable monólogo de Yamazaki mientras patrulla las calles con Shun’ichi o los soliloquios del propio Shun’ichi en el parque o en el metro.

El año de Saeko es una preciosa novela, que se queda en el corazón del lector, como una de sus lecturas favoritas pues en ella encontramos una historia de amor instalada con arte en mitad de la vida, en mitad del corazón de la Tierra y desde sus páginas sentimos el pulso de la misma.




________________________

María Aixa Sanz

(España, 1973) Escritora valenciana. Tiene publicadas las novelas El pasado es un regalo (2000), La escena (2001), Antes del último suspiro (2006), Fragmentos de Carlota G. (2008) y La casona del sueño dorado (2010). En mayo de 2008 publica el ensayo El peligro de releer, recopilatorio de los artículos literarios, con los que colabora en diversas revistas de España y Latinoamérica. En junio, también de 2008, la Editorial Séneca publica el libro La escritura del no que recoge sus artículos más importantes junto a los de una decena más de escritores profesionales. Ganadora de varios premios de narrativa breve, relato y cuento en distintos idiomas.

Web: de la autora: Fotografías en la pared y Reseñando