MENAJEM MENDEL, de Sholem Aleijem

___________________________
María Aixa Sanz



«...Un sordo me contó, que un mudo le dijo,
que un ciego vio que un cojo corría».



El libro de cartas, el epistolario que lleva por título, el nombre del protagonista del mismo: Menajem Mendel, publicado por la editorial Nortesur y escrito por el autor judío Sholem Aleijem, es un goce de lectura. Una chifladura desternillante.

De nuevo un epistolario entre una pareja, Menajem Mendel y su esposa Sheine Sheindel. La correspondencia, las cartas personales que se dirigen el uno al otro, son cartas que relatan las aventuras de Menajem Mendel sobre todos los negocios que emprende lejos de su mujer y sus hijos que viven en Kasrilevke, son cartas que trasmiten la emoción ante cada aventura que emprende Menajem Mendel y el asombro de éste cuando el negocio resulta ser una empresa fallida, y las cartas de Sheine Sheindel son cartas sinceras que braman al cielo, para que su marido vuelva a casa y deje sus desvaríos y sus ilusos proyectos enterrados en Yehupetz, (Kiev), ciudad en la que éste pasa en semanas de ser comerciante a comisionista a especulador a escritor a casamentero, etc.

Menajem Mendel personaje inocente, ilusorio, caprichoso, acomete profesiones sin ton ni son, a una velocidad vertiginosa, tan pronto se ve como un potentado como no tiene ya ni un rublo en el bolsillo. Historia similar al cuento de la lechera, el contrapunto de su desvarío son las cartas de su mujer, Sheine Sheindel, que con un humor mordaz le canta las cuarenta ante la impotencia de su realidad:

«(...) En segundo lugar, te escribo para decirte que no estás muy lejos de la locura. Sólo te falta empuñar un palo y salir a correr por las calles. ¡Vean qué noticias tan extraordinarias nos trae! ¡El petróleo le sale por las orejas, vuela a París, reparte millones! (...) Recuerda bien mis palabras Mendel: te traerán a casa en cadenas o envuelto en una sábana como te mereces...».

Lo iluso de las cartas de Mendel contrasta con la abrupta sinceridad de las de su esposa y ésto hace que el epistolario se enriquezca de tal modo que haga de él un libro histriónico. De gozosa lectura. Pues a pesar de las fallidas de los proyectos de Mendel y la desesperación de su familia, Menajem Mendel no nos resulta un personaje odioso, o cruel, resulta ser un pobre hombre que nos cae simpático. Como dice Déborah Puig la editora de Nortesur tiene el encanto de Peter Schlemihl, de Charlot y de Woody Allen, pues en todos ellos se une humor, ternura y tragedia.

Menajem Mendel es un personaje que Sholem Aleijem construyó a partir de los avatares de su propia vida. Sholem Aleijem es uno de los autores más importantes que escribían en yiddish, en 1908 fue censurado en Rusia, no obstante sus libros se siguieron imprimiendo de forma ilegal, entonces se trasladó a Nueva York y su familia se afincó en Génova. Muere en Brooklyn en el año 1916 a los 57 años y como epitafio deja el siguiente párrafo:

«Aquí yace un judío común. Escribió en la jerga yiddish de las mujeres y para el pueblo humilde. Fue un escritor, humorista; en sus menesteres rió de todo en esta vida, no perdonó ningún pecado. El mundo, al fin, mandó al cuerno, y él sólo fue un desventurado. Y cuando el público lector lo festejaba, él sollozaba en un rincón. Dios solamente lo sabía. Donde sea que muera, no se me sepulte entre aristócratas o ricos, sino justamente entre judíos sencillos, obreros, el auténtico pueblo...».



________________________

María Aixa Sanz

(España, 1973) Escritora valenciana. Tiene publicadas las novelas El pasado es un regalo (2000), La escena (2001), Antes del último suspiro (2006) y Fragmentos de Carlota G. (2008). En mayo de 2008 publica el ensayo El peligro de releer, recopilatorio de los artículos literarios, con los que colabora en diversas revistas de España y Latinoamérica. En junio también de 2008 la Editorial Séneca publica el libro La escritura del no que recoge sus artículos más importantes junto a los de una decena más de escritores profesionales. Ganadora de varios premios de narrativa breve, relato y cuento en distintos idiomas.

Web de la autora: Fotografías en la pared y Reseñando