FOTOGRAFÍA EN BLANCO & NEGRO
(La gratificación de la imagen)

por
Carlos Valcárcel Gay


















La verdadera esencia de la fotografía, «escribir con la luz», existe tan sólo en el blanco y negro, en la que las luces y las sombras crean una imagen, de mayor o menor intensidad, en una nueva existencia, que abstracta la diferencia de la realidad, para concebir una idea que produce en nosotros las auténticas sensaciones que percibimos cuando vemos el motivo. En eso reside la emoción que siempre nos acompaña a este tipo de fotografía.

Muy recientemente, y creo que muy acertadamente, Rollei acaba de sacar al mercado nuevas películas de blanco y negro basadas en los haluros de plata y en plena efervescencia de «lo digital». Por otra parte, la aparición reciente de la Nikon F6, buque insignia de esta marca, se apoya en estos momentos en los dichosos e imperecederos haluros.

Acaba de ser publicado en España Fotografía en blanco y negro, de William Cheung, que recopila en sus páginas actuales y magnificas fotografías exclusivamente en blanco y negro, efectuadas por importantes y cualificados artistas de todo el mundo. El blanco y negro perdura…

El color, trata de imitar lo más fielmente la realidad y reproducirla; lo que resulta imposible, ya que lo más próximo a la realidad es la misma realidad, utópico copiarla fielmente, ya que por lo pronto, en la fotografía sólo disponemos de dos dimensiones y esa fidelidad no existe. En el blanco y negro no queremos copiar la objetividad, sino, más bien, expresar nuestro sentimiento en forma abstracta, creando una imagen ideal.

Por eso, la fotografía en blanco y negro, creo que nunca desaparecerá, partiendo del momento que Stieglizt, a principios del siglo XX, creó la fotografía moderna, alejándola del pictorialismo y creando la sensación de la realidad siendo lo mas objetiva posible, dentro de una concepción mental.

Luego, Weston, Ansel Adams, Imogen Cunningam y otros varios, crearon imágenes llenas de belleza y realismo, al mismo tiempo.

Gentes como Atget, retrataron las huellas de la historia, a principios también del siglo XX, fue un verdadero reportero del viejo Paris, dejando para la posteridad, trabajos que gracias a él nos hacen revivir y ver aquellos años.

Robert Capa, Cartier–Breson, etc., crearon las imágenes reporteras mejores del pasado siglo. Esas imágenes hicieron, hacen y harán historia. Han calado tan hondo que impusieron para siempre el blanco y negro.

Hace pocos días leía en las páginas de una importante revista fotográfica: «Aquí y ahora, la tecnología digital no ha conseguido emular la fotografía de blanco y negro con película, son muchos los aficionados y los profesionales, que aún usando cámaras digitales, prefieren la estética de la película en blanco y negro».

Como colofón sólo me queda decir, que gente de la categoría de Sebastiao Salgado, prefieren y usan película de haluros de plata… y ya estamos en el siglo XXI.


Contactar con el autor; c.valcarcel[at]hispavista.com



IMÁGENES EN ARTÍCULO (orden descendente): O'Keeffe-(hands), Alfred Stieglitz [Public domain], via Wikimedia Commons | Carlsbad- Papoose Room Onyx drapes Aaw19, Ansel Adams [Public domain], via Wikimedia Commons | Dream, Photo by Imogen Cunningham (1910); [Public domain], via Wikimedia Commons.

____________________________________________________


PINTURA | LITERATURA | ARTÍCULOS | FOTOGRAFÍA
Revista Almiar (Madrid; España) - MARGEN CERO
™ (2005) -
AVISO LEGAL