Isla Negra 1/1

Casa de poesía y literaturas. Distribución gratuita.

Arroyo Corto Buenos Aires, Argentina.

Dirección: Gabriel Impaglione. mayo 01.

----------
«Si me preguntan cuál es la palabra más bella, diré que es Patria; y si me preguntan
por otra, casi tan bella como Patria, diré Amistad».

José Martí

[...]

Ernesto Cardenal de paso por Venezuela
26 de abril del 2004

Ernesto Cardenal: Venezuela en una revolución en proceso.

El sacerdote y poeta nicaragüense, Ernesto Cardenal, califica como "una revolución en proceso" el actual período político que vive Venezuela y destaca que los medios de información internacionales han ocultado la verdad en torno a esta situación. Cardenal, quien estuvo en Venezuela, recientemente, asistiendo al Festival Mundial de Poesía, recoge sus impresiones sobre la realidad nacional venezolana, en un trabajo periodístico que hoy divulga la agencia de noticias Prensa Latina. "Me sorprendió en Venezuela que todos hablaban del proceso y otros, más explícitos, de la revolución. En realidad es una revolución en proceso. Lo que se desconoce afuera. Sólo propagandizan el descontento de la oposición. Afuera no se sabe que en Venezuela está culminando una campaña de alfabetización y que dentro de dos meses el analfabetismo será cero. La educación ahora se hace también en lenguas indígenas, que son treinta y ocho y se hacen publicaciones en esas lenguas. La lengua oficial ya no es sólo el español, sino lo son también las lenguas indígenas. Hay tres indios en la Asamblea y hasta hace poco una india era ministro (del medio ambiente)", dice.
El poeta nicaragüense destaca "el ministro de Educación, Cultura y Deportes es negro y el viceministro de Cultura, quien fue el que propició este Festival Mundial de Poesía, me contó que habían publicado, para ser repartidos gratis en toda Venezuela, 25 millones de ejemplares de libros de diversos títulos. Me dijo también que estaban creando una cadena de librerías para todo el país y una distribuidora de libros y una editorial del Estado de libros políticos, porque la población estaba muy deseosa de libros revolucionarios y casi sólo encontraba libros de derecha. (Como muestra de lo que es la derecha: el gran diario El Nacional, el día de la inauguración de nuestro Festival de Poesía, no publicó de él ni una sola línea)". Y añade "en la ciudad de Valencia, en Venezuela, me contaron que una vez Neruda había llegado a dar una lectura de poesía y sólo había 30 personas. Acabo de estar allí en un Festival Mundial de Poesía (con poetas de los cinco continentes) y el auditorio no sólo se llenó, sino que otro número igual de público quedó fuera y no quiso retirarse, por lo que al terminar el acto tuvimos que repetirlo para ese público que no alcanzó antes.
En Caracas, en el Teatro Teresa Carreño, donde caben 2 mil 500 personas, para ese mismo festival hubo que poner afuera una pantalla gigante por el gran número de gente que se quedó en la calle. Me dijeron algunos poetas que este apasionamiento por la poesía no había sido tradicional en Venezuela, sino que era producto de la revolución". El poeta y sacerdote destaca en su testimonio "la educación se masificó. Ha incorporado a millones que estaban excluidos de ella" y apunta que la atención a los niños comienza desde muy temprano. "Los planes de educación empiezan con los niños de un año. Las escuelas bolivarianas, en las que no se paga nada, son para los niños que antes no podían pagar matrícula escolar. Son unas escuelas de educación integral, con almuerzo y meriendas y con cultura y deportes además de la educación básica y ya no son escuelas separadas de la comunidad como antes, sino que son ellas mismas un centro donde se realizan tareas comunales", explica. También en el plano educativo se refiere al papel que cumple la Universidad Bolivariana de Venezuela, "también gratis, es para todos aquellos que no podían pagar universidad. Hay también un contingente grande de estudiantes en Cuba, muy bien escogidos, con la prohibición de pertenecer a partidos políticos y que se están formando para realizar en el futuro tareas de Gobierno. Y otra cosa que supe en Venezuela es que el presidente Chávez Frías ha renunciado a su sueldo, el cual es destinado a pagar becas de estudiantes", añadió. Cardenal señala que hoy en Venezuela el Internet es gratis para el pueblo, hasta en el campo, donde se entregan títulos de tierra, con maquinaria, créditos y ayuda técnica y dice que la Misión Barrio Adentro "es para dar servicio médico a la población que no los recibía, incluso a las tribus indígenas. La mayor parte de esos médicos son cubanos, pues pocos médicos venezolanos llegan allí". Se sorprende que el pueblo venezolano conozca y la lleve consigo la Constitución Bolivariana, la cual establece que el petróleo es de los venezolanos e indica que "fue aprobada por millones" y que hoy constituye el programa de la revolución bolivariana. Destaca el escritor nicaragüense la relación que existe entre el pueblo y las fuerzas armadas venezolanas. "Hay 40 mil soldados en campaña atendiendo la salud del pueblo. Otros abren caminos, construyen viviendas, organizan cooperativas o ayudan en sus cultivos a los indios. Los pobres van con sus gallinas en los helicópteros y aviones del Ejército y la Marina atiende en sus necesidades a las cooperativas de pesca. Lo más importante es la confraternización de civiles y soldados, unidos en una sola revolución".

* * * * *

Roberto Juarroz
24

Darlo todo por perdido.
Allí comienza lo abierto.

Entonces cualquier paso
puede ser el primero.
O cualquier gesto logra
sumar todos los gestos.

Darlo todo por perdido
Dejar que se abran solas
las puertas que faltan.

O mejor:
dejar que no se abran.

Roberto Juarroz
Argentina.

* * * * *


Edith Checa
Se desmoronó la aurora

Se desmoronó la aurora
de tanto inventarla.
Ahora no llueve violeta
sobre la laguna espejo.
Llueven chorreones de insolencia
en los cristales de una casa embarrada
en la que los inquilinos son huéspedes
de tan sólo una cita
para recordar los sueños incumplidos.
Se desmoronó la cita

de tanto

soñarla.
Ahora no besa la aurora el perfil malva de la laguna,
ni la espera crea mariposas en el tacto de los sentidos.
La espera se hace larga, larga,
como las vías del tren que recorrimos
incrédulos de infinitud.
Se desmoronó el tacto

de tanto

desearlo.
Ahora no tocan violines cuando suena una caricia
ni hay manos que puedan mecer nuestros besos,
ni besos que puedan avivar la apagada ternura.
El mundo ha volcado su mercancía, y el mar,
bocabajo, llora y nos moja azul.

Devaneo en los infiernos
sobre el acantilado de los suicidas,
mientras miro el mar excelso y laminado
de desdichas y poemas, de despedidas
y recuerdos.
Un mar que es calendario de una vida,
de muchas vidas,
y que pasa las hojas, como pasan las horas,
como pasan los días, como pasan las olas
ondulando el horizonte.
Y se ríe, ronco, como un demonio escarlata
que adivinara el salto del Último Adagio
en el hundimiento de cada Titanic.
Y se ríe, tierno, como un ángel azul
que se sabe acogedor de los que huyen
del país de las decepciones.
Es un mar que pierde esperanza
por algún desagüe que llega
al infierno del miedo.

Edith Checa, Madrid

Edson Marques
Mudar

Mude, mas comece devagar,
porque a direção é mais importante
que a velocidade.

Sente-se em outra cadeira,
no outro lado da mesa.
Mais tarde, mude de mesa.

Quando sair,
procure andar pelo outro lado da rua.
Depois, mude de caminho,
ande por outras ruas,
calmamente,
observando com atenção
os lugares por onde
você passa.

Tome outros ônibus.
Mude por uns tempos o estilo das roupas.
Dê os teus sapatos velhos.
Procure andar descalço alguns dias.

Tire uma tarde inteira
para passear livremente na praia,
ou no parque,
e ouvir o canto dos passarinhos.

Veja o mundo de outras perspectivas.
Abra e feche as gavetas
e portas com a mão esquerda.

Durma no outro lado da cama...
depois, procure dormir em outras camas.

Assista a outros programas de tv,
compre outros jornais...
leia outros livros,
Viva outros romances.

Não faça do hábito um estilo de vida.
Ame a novidade.
Durma mais tarde.
Durma mais cedo.

Aprenda uma palavra nova por dia
numa outra língua.
Corrija a postura.
Coma um pouco menos,
escolha comidas diferentes,
novos temperos, novas cores,
novas delícias.

Tente o novo todo dia.
o novo lado,
o novo método,
o novo sabor,
o novo jeito,
o novo prazer,
o novo amor.
a nova vida.

Tente.
Busque novos amigos.
Tente novos amores.
Faça novas relações.

Almoce em outros locais,
vá a outros restaurantes,
tome outro tipo de bebida
compre pão em outra padaria.
Almoce mais cedo,
jante mais tarde ou vice-versa.

Escolha outro mercado...
outra marca de sabonete,
outro creme dental...
tome banho em novos horários.

Use canetas de outras cores.
Vá passear em outros lugares.

Ame muito,
cada vez mais,
de modos diferentes.

Troque de bolsa,
de carteira,
de malas,
troque de carro,
compre novos óculos,
escreva outras poesias.

Jogue os velhos relógios,
quebre delicadamente
esses horrorosos despertadores.

Vá a outros cinemas,
outros cabeleireiros,
outros teatros,
visite novos museus.

Se você não encontrar razões para ser livre,
invente-as.
Seja criativo.

E aproveite para fazer uma viagem
despretensiosa,
longa, se possível sem destino.

Experimente coisas novas.
Troque novamente.
Mude, de novo.
Experimente outra vez.

Você certamente conhecerá coisas melhores
e coisas piores do que as já conhecidas,
mas não é isso o que importa.

O mais importante é a mudança,
o movimento,
o dinamismo,
a energia.
Só o que está morto não muda !

Repito por pura alegria de viver:
a salvação é pelo risco, sem o qual a vida não
vale a pena!!!!


* * * * *


Para leer en todas las aulas argentinas y de otros lares, en honor a las luctuosas experiencias ajenas:

Osvaldo Soriano
El país imposible

El primero que intentó entregar el país a una potencia extranjera fue el director supremo Carlos María de Alvear. Unitario admirado por la rancia oligarquía porteña, su nombre se perpetúa en una de las más elegantes avenidas de Buenos Aires y en calles de todo el país. Alvear regresa al Río de la Plata en marzo de 1812 junto a San Martín. los dos son masones y pertenecen a la logia Lautaro pero nunca se pondrán de acuerdo en política. A los veinticinco años, Carlos María es alférez de carabineros reales de España y está emparentado con las más prestigiosas familias porteñas. Brillante, audaz, fanfarrón, sueña con llevarse la gloria de la emancipación americana. En cambio, el teniente coronel San Martín es casi un plebeyo y para congraciarse con los doctores porteños se casa con una niña de los muy respetables estancieros Escalada. La ambición de Alvear es tanta que despierta la alarma de su tío Gervasio Posadas: "Cada día estamos más aturdidos del arte e ingenio de Alvear en una tan corta edad", escribe el que será primer director de las Provincias Unidas. En aquella aldea de veinte manzanas donde el fervor revolucionario se apaga con la muerte de Moreno y las derrotas de Castelli y Belgrano, los terratenientes hacen negocios descomunales con los buques ingleses. En poco tiempo la precaria industria del interior desaparece suplantada por productos importados y la mano de obra pasa a ser carne de cañon: los ponchos de los soldados de Belgrano se confeccionan en Gran Bretaña y los Anchorena, Terrada y Rosas viven su gran hora abriendo saladeros. Alvear se aprovecha de las victorias de Rondeau en Montevideo y gana una fama que lo envanece y lo agiganta en la Logia y en la Sociedad Patriótica que maneja Bernardo Monteagudo. A la caída de Posadas como director supremo, Alvear, que aún no tiene veintiocho años, ocupa el cargo en el que ya influía desde la sombra. Manda soldados contra el gran Artigas y logra alejar a San Martín de la escena política, pero una hábil maniobra del futuro libertador, que se finge enfermo en Mendoza, le impide derrotarlo para siempre. No bien Fernando VII regresa al trono, Belgrano y Rivadavia son enviados a Madrid, París y Londres para negociar disculpas y alianzas. Sarratea, que fue a comprar armas a Inglaterra, vuelve con las manos vacías. Alvear, aterrorizado, escribe a la Corte de España para explicar que está al frente del gobierno de las Provincias Unidas nada más que para preservar los intereses de la Corona. Es decir, continúa con la ficción ideada por la Primera Junta pero decide devolver estas tierras al rey a cambio del perdón para los estancieros y comerciantes que abjuren de las ideas de Mayo. Entre fines de 1814 y comienzos de 1815 todos los movimientos revolucionarios estaban en retroceso. Bolívar había salido de Venezuela para refugiarse en Jamaica bajo protección británica. En Quito, Chile y México triunfaban las fuerzas de la contrarrevolución y en el Río de la Plata Artigas les hacía la vida imposible a los porteños. Es la "anarquía" de los gauchos de Artigas lo que desvela a Alvear más que la amenaza de la flota española. Tiene en contra a la gente, pero gobierna en dictadura con el ejército al que ha dividido en tres fracciones. Se lo cree valiente y patriota porque es gritón y presumido, pero en ese año de 1815, en pleno fervor de la juventud, ya no piensa en la "marcha gloriosa" sobre Lima. Ofrece a su enemigo Artigas la independencia de la Banda Oriental a cambio de que éste abandone (sigue...)




ÍNDICE DE ARTÍCULOS \ LITERATURA \ ARTE \ ESPECIAL ISLA NEGRA SOBRE EL CHE GUEVARA
Revista Almiar - Margen Cero™ (2004) - Aviso legal