Índice de artículos y reportajes

Relatos

Música en Margen Cero

Poesía

Pintura y arte digital

Fotografía

Radio independiente

¿Cómo publicar en Margen Cero?

Contacto con la redacción

Página principal





Maneras de vivir
por Carlos Díaz


Maneras de vivir con
Carol López


Su encuentro con el público mayoritario fue con V.O.S., en 2005. Después vinieron obras como Last chace (‘Última oportunidad’) o En defensa de los mosquitos albinos, obras que la confirmaron como una dramaturga y directora con sello propio. Carol López sigue brillando en el teatro Villarroel puesto que ha tenido que prorrogar Germanes (‘Hermanas’).

—¿Germanes es una recreación contemporánea libre de Las tres hermanas de Chéjov o parte más de un hecho autobiográfico?

—Ni de una cosa ni de la otra. Es la historia de una familia contada a partir de tres hermanas. Me gusta mucho el numero tres porque dramaturgicamente da mucho juego.

—El cartel rememorando al de la película Hannah y sus hermanas, de Woody Allen ¿es por algún motivo en concreto?

—Por un homenaje. Es una peli que me gustó mucho.

—Ampara Fernández está espectacular cantando Je ne regrette rien, de Edith Piaff. Carol, no diriges a los actores sino que los eliges ¿verdad?

—Esta es una frase que dijo John Ford. Cada vez creo más en los personajes, no en un actor bueno o un actor malo sino en este actor para tal o cual personaje.

—¿Con qué intención mezclas el castellano y el catalán?

—Me gusta que los actores hablen en su lengua materna. Me los creo más y yo siempre trabajo desde la verdad.

—En Germanes conjugas varias artes en una: cine, teatro, música… ¿Cuál es tu objetivo a la hora de escenificar una obra?

—Yo parto de que es un espectáculo. Al ser una sala más grande se me va más la olla. No es mi intención, es mi lenguaje.

—Estudiaste en la escuela de cine de Cuba y de hecho en V.O.S. y Last chance se notaban referentes cinematográficos de Allen o Tarantino. ¿En Germanes ese punto cinéfilo es por la sorpresa final?

—Sí y no. Son recursos de cine llevados al teatro. Respecto a la sorpresa final te garantizo que en la sala de ensayo estaba más mesurado el drama y la comedia. Era una sorpresa pero no tan heavy. En el teatro al tener 350 espectadores la comedia se ha salido de madre.

—¿Estás pensando hacer cine?

—Llevan tiempo tentándome. Supongo que algún día. Pero el teatro me viene muy bien por mi manera de trabajar. Yo sé que soy lenta y me va bien, y el cine lo tienes que tener todo muy programado de antemano. Pero como me quiero comprar una casa en L’Empordà pues quizás sí tendré que pasarme al audiovisual.

—Con cada obra que estrenas confirmas más tu valía pero eso es un arma de doble filo. ¿Te da miedo la responsabilidad de saber que todo lo que has hecho ha tenido éxito?

—¡Hostia! Me pasó esto después de V.O.S. Pensé: ¿y ahora que haré? Y llegué a la conclusión de que no me puedo responsabilizar de las expectativas que tengan sobre mí. Yo me tengo que responsabilizar de mis expectativas. Incluso tengo todo el derecho del mundo a cagarla.

—Además está el tópico de que de los errores es de lo que más se aprende.

—Yo preferiría no enterarme.

—A ritmo de los Rolling Stones dices que no siempre puedes conseguir lo que deseas. ¿Eso es bueno o malo?

—A veces es bueno porque a veces lo que deseas te podría llevar a una insatisfacción brutal. Pero luego la canción dice: pero si lo intentas puedes conseguir lo que necesitas.

—¿Estás consiguiendo lo que necesitas?

—Estoy tranquila y contenta. No sé si es lo que necesito pero de momento estoy bien.

—Con Germanes nos partes de risa y nos partes el alma. ¿Tienes algún consejo para recomponer el alma?

—El mensaje que da es que a pesar de todo la vida continua. Nos sentimos muy orgullosos toda la compañía de hacer viajar al espectador por un tren de emociones y eso no estaba premeditado.

—La obra habla de la vida y la muerte. ¿Qué crees que es más difícil de afrontar?

—A veces la vida. Lo peor es que todos tenemos agujeros negros en la vida. De todos modos las malas épocas también hay que vivirlas.

Reír y llorar son maneras de vivir. Así que si quieres vivir no dejes de pasarte por La Villarroel para ver el gran espectáculo creado por Carol López.


CARLOS DÍAZ, fue finalista como mejor actor en el Premio Espectador de la Revista Teatre Bcn por el personaje de Sra. Lucia en la obra Una Noche de Ópera, de La Cubana y Premio Ondas por el programa Tarde de Todos, en Onda Rambla. Ha trabajado en numerosas obras de teatro: Grupo de teatro La Cubana: Una Noche de Ópera (Dir. Jordi Milán); Las Tres Hermanas, de Anton Chejov (Dir. Jordi Oliver); Pigmalión, de Bernard Shaw (Dir. Nancy Tuñón); Romeo y Julieta, de William Shakespeare (Dir. Nancy Tuñón); cine: Va a ser que nadie es perfecto (Dir. Joaquín Oristrell); Agujeros (Dir. Jan Latussek); Impedimentos (Dir. Doménech Gibert); televisión: Serie El Show de Cándido, en La Sexta; serie Hospital Central, en Tele 5 y serie Lobos, en Antena 3 Televisión, entre otros títulos. Dirigiendo y presentando el programa Contigo en la Tarde fue líder de audiencia en la programación de SomosRadio.

WEB DEL AUTOR: http://carlosdiazactor.es/







Revista Almiar (Madrid; España) / n.º 39 / abril - mayo de 2008
MARGEN CERO™ (2008) - Aviso legal