Un libro corajudo y enternecedor

por

Marco Minguillo
____________________


En estos días de junio, cuando el verano empieza a acentuarse en Estocolmo y nos alejamos con parsimonia de los vientecillos primaverales, he tenido la oportunidad de leer La memoria es un arma (Masacres andinas), el último libro del poeta y narrador peruano Juan Cristóbal (Lima, 1941).

Esta publicación sale a la luz en una coyuntura adecuada, teniendo en consideración las montañas de palabras que se erigen a nombre de la llamada «Paz y Reconciliación» en el Perú. Montañas. Sí. Pero montañas de palabras. Hojas secas esparcidas en el hoyo de la nada. Y es que se carece de voluntad política para discutir abierta, sincera y seriamente el terrorismo de estado, un fenómeno tan común en las «democracias latinoamericanas», que tiene su más clara y actual referencia mundial en Bush y sus jinetes del Apocalipsis.

Juan Cristóbal, como un humilde alfarero, va recogiendo el barro testimonial de los habitantes de Ayacucho y con manos de calor popular, más el soplo literario, forma historias aterradoras, pero a la vez enternecedoras. Intentando presentar el lado humano de las víctimas en todo momento.

Mujeres y hombres. Niños, jóvenes y ancianos transitan por masacres, desapariciones y matanzas ejecutadas por las fuerzas armadas peruanas, con el aval de los gobiernos de turno.

Los periodos que abarcan estos hechos macabros corresponden a los «gobiernos democráticos» de Fernando Belaunde Terry (1980-85) y de Alan García (1985-1990), participando en ellos personajes oscuros, siniestros, vinculados a las Fuerzas Armadas y Policiales, cuya expresión más elitizada está representada en los comandos paramilitares «Rodrigo Franco» y «Colina».

El libro tiene cuatro partes: Los pueblos, Las voces, Los niños, Los nombres. Haciendo del lector un caminante sin mochila en poblados andinos, como por ejemplo, Accomarca, Acomayo, Ayrabamba, Cayara, Cangallo, Huancapi, Lucmahuayco, Llocllapampa, Pomatambo y Pucayacu. Permitiéndole, a su vez, escuchar la voz del preso, del torturado, del sobreviviente, del desaparecido.

También están las infaltables palabras de los niños, cuyos sueños y alegrías han sido aplastados por una realidad cruenta que se planifica desde Lima, en beneficio de los grupos de poder.

La última parte está dedicada a las víctimas con nombres y apellidos, tal como Juan Cristóbal nos lo dice «y esto por una única razón: porque también hay hombres o mujeres que representan, emblemática o paradigmáticamente, en la historia de un pueblo, la lucha frontal contra la sevicia y la impunidad en nuestros sueños. Por lo que se exigía personalizarlos, en su ira y sufrimiento».

Pienso que el contenido de este libro es un caluroso puerto de reflexión sobre la violencia política en el Perú. Es el contemplar desde otra rendija el sufrimiento humano.

Asimismo, es denuncia y una fuente de discusión sobre la violación de los derechos humanos en un país, cuyos gobernantes (incluido el fascista y corrupto de Alberto Fujimori y el autodenominado «gobierno de todas las sangres» de Alejandro Toledo) han sido y son serviles al capital nacional e imperial en desmedro de los más necesitados.

De este modo pues, Juan Cristóbal, merecedor de distinciones como el Premio Nacional de Poesía (1971), Casa de las Américas (1973) y el Copé de Poesía (1997), ha escrito un libro corajudo y enternecedor desde la perspectiva de los de abajo.



______________________

Marco Minguillo (Puerto del Callao, Perú, 1965), egresado de la Universidad Nacional Federico Villarreal (Perú), estudios en Sociología, y de la Universidad de Estocolmo (Suecia) es autor de los libros de relatos: Una noche de otoño y otros relatos (1998) y Voces en tiempos de tormenta (2002). Co-autor de Al cruzar la frontera (2001). Tiene relatos y poemas publicados en revistas literarias de México, España, Suecia y Perú. Ha sido finalista en el I y II Concurso Internacional de Cuento A Quien Corresponda (México). Obtuvo la primera mención en el Concurso de Cuento Breve Santiago Dabove 2001 (Argentina). Uno de sus cuentos fue incluido en la antología virtual Narradores Latinoamericanos en Suecia (2002). Reside en Suecia desde 1995.

alistarcomarco[at]hotmail.com





ÍNDICE DE ARTÍCULOS l LITERATURA l ARTE l ¿CÓMO PUBLICAR EN ALMIAR?
Revista Almiar - Margen Cero™ (2003) | Aviso legal