por Alejandro Tobar


Vanguardia desde Córdoba:
Pablo García Casado

En esa constante búsqueda que los lectores de poesía —y más los lectores de poesía de vanguardia— hacemos un día tras otro, yo tuve la gran suerte de encontrarme con Pablo García Casado: un poeta joven, cordobés y viajero.

Hace tiempo, en una conversación con un galleguista (de los de verdad), supe que por paradójico que parezca, las editoriales en Galicia dan preferencia a la literatura escrita en gallego frente a la plasmada en lengua castellana... pero esto no viene al caso. Al caso, sin embargo, sí viene la derivación de aquella conversación, de la que ambos afinamos en una misma conclusión: «En el Sur se está haciendo mucho». Que Andalucía es tierra de artistas es innegable, e igual de indiscutible es que Pablo G.ª Casado es, hoy por hoy, un firme valor de la poesía española en el siglo XXI.

Quizá sea el suyo un nombre que no suene al gran público, que no llegue como el de otros andaluces de hoy entre los que a todas luces destaca el nombre de otro García, esta vez con Montero como segundo apellido.

Yo, que he leído algunos poemas suyos dispersos en distintas publicaciones y al completo su magnífico libro El mapa de América, no puedo sino estar deseando leer más, no dejar de seguir su trayectoria. Y es que este cordobés nacido en el '72 derrocha nuevas formas, un peculiarísimo estilo de narrar —en poesía— historias suburbanas, del día a día, de la realidad del nuevo siglo y unos ritmos sin puntos ni comas, con continuos puntos de apoyo en el cine y la música. Cuenta Casado dramas llenos de humor y no duda en incluir números, horas, señales de carretera y otros paneles en la estructura de sus poemas.

Digamos que un poema suyo es una especie de caramelo refrescante sacado de un anuncio de televisión o un bidón de agua para matar la resaca.

Desde luego, aquél que recomiende leer ya sea El Mapa de América o ya sea cualquier otro libro de G.ª Casado, recomienda bien y recomienda realidad.



NÚMERO SEIS
________________________________

me besa me desnuda hace de mí lo que quiere
estoy borracha todo me da vueltas tengo que ir
al baño dos veces para no vomitarle encima

se marcha temprano a toda prisa no hay despedida
nota justificativa o teléfono de contacto sólo dudas
todos los hombres son príncipes a las cinco de la mañana

todas las putas son tú cuando despiertas y no hay nadie

(Pablo García Casado
)


* * * * *

Alejandro Tobar Salazar (Lugo, España, 1983), Ganador del concurso de Relatos de Verano 2005 de la Voz de Galicia. Accésit en el IV certamen de poesía Lucus Augusti 2006. Un 2º Premio en el Contacontos 2003, organizado por la Xunta de Galicia, por su guión Nin tanto nin tan pouco, 6.º premio en el I certamen Ribeira Sacra literaria 2006, mención de honor Cuentos de navidad, de la revista Emol; ha publicado poemas, reseñas y artículos en revistas literarias y diarios como Arteliteral, Literaturas.com, El Progreso de Lugo o la editorial Galaxia. Tras cinco años de estancia en Madrid, actualmente reside en Marsella, Francia. Colaborador habitual de la Revista Almiar / Margencero.

alejandro_tobar[at]hotmail.com

Más artículos en Perfiles de letras:

Conociendo a Novoneyra: Un poeta lluvioso | Retrato del artista adolescente, Joyce | Sir Arthur Conan Doyle, creador de Sherlock Holmes | Vanguardia desde Córdoba: Pablo García Casado | Arturo Corcuera y el diluvio de animales | Poeta-pintor e e cummings | Sánchez Espeso, dibujante de Nueva York | Niall Binns: poeta de sensaciones | Juan José Arreola visto desde El guardagujas | Guy de Maupassant y El Borracho | Gioconda Belli y la poesía erótica | Luis Pimentel: poesía lejana a los aspavientos | El Tristán Tzara poeta | Horace Walpole. En los límites de la imaginación | Neuman planta su mundo en un tapete verde | Georg Trakl, referente del expresionismo | Caja negra, de Pablo Sánchez | Jean Claude Izzo | El Libro del transtierro, de Costero de la Flor

Literatura l Fotografía l Pintura y arte digital l Portada l Cómo publicar en Almiar
Revista Almiar - Margen Cero™ (2005) - Aviso legal