Festival de Cine de San Sebastián (2006), por Guillermo Ortiz López (Artículos en Revista Almiar)

       

 

 
 


Índice de artículos y reportajes

Cine

Relatos

Música en Margen Cero

Poesía

Pintura y arte digital

Fotografía

Radio independiente

¿Cómo publicar en Margen Cero?

Página principal
 

 



Un infiltrado en San Sebastián
por Guillermo Ortiz López

 

Festival de cine de San Sebastián: Unas explicaciones necesarias
   
 

La primera pregunta que cabría responder es ¿en qué consiste exactamente el Festival de cine de San Sebastián? Si uno se guía por los periódicos y la televisión, en un desfile de estrellas compitiendo por un premio. Una especie de concurso de popularidad y alfombras rojas y comparaciones odiosas con otras ediciones y otros festivales. Una carrera en la que al final hay un ganador que nadie reconoce y se recibe con pataleos. Siempre o casi siempre.

Sin embargo, ese es un acercamiento burdo a la cuestión. La palabra que define a la Zinemaldia es precisamente «Festival» y no «concurso». Diez días en los que San Sebastián se viste de gala, en los que cada donostiarra se siente orgulloso de la ciudad, en los que los bares se llenan de acreditados, actores, directores, aficionados, en los que las colas de los cines dan la vuelta a la esquina a la hora que sea, el día que sea.

Fiestas glamourosas y menos glamourosas. Desconocidos que se acaban convirtiendo en imprescindibles. 

Ciclos: de Lubitsch a Schroeder

Y, sobre todo, cine, mucho cine. Desde fuera, para el espectador, la posibilidad de ver películas a las que jamás accedería en su país: los ciclos de siempre, Horizontes latinos, una muestra de joyas de la América Latina y Made in Spain, la oportunidad para volver a ver aquellas producciones patrias que apenas duraron tres semanas en cartel junto a las que arrasaron —moderadamente— en taquilla.Ernst Lubitsch (alrededor de 1922)

Lo que varía este año, las retrospectivas: Ernst Lubitsch y el polifacético e intrigante Barbet Schroeder, más el ciclo Inmigrantes, que va y viene desde hace unas temporadas.

Eso desde fuera, desde el ojo del cinéfilo. Desde dentro, San Sebastián es un hormiguero de representantes, comerciales, productores... intentando encontrar una distribuidora para su película, intentando convencer a la prensa de sus bondades. Su única oportunidad, en muchas ocasiones. «Nuevos directores», por ejemplo, incluidos en Zabaltegi y que esperan consagrarse, directores argentinos que van de la mano de sus protagonistas con una sonrisa enorme. Promoción, pero entusiasmo a la vez. 

Zabaltegi y Sección Oficial: Manoel de Oliveira, Lars Von Trier, Carlos Sorín...

Y, luego, por supuesto, las dos secciones por excelencia: una Zabaltegi con Babel, de Alejandro González Iñarritu, director de Amores perros, elegida para abrir el Festival y The Devil wears Prada, de David Frankel, una nueva perspectiva sobre el mundo de la moda en Nueva York, que cerrará la Zinemaldia en su 54ª edición. En medio, el centenario Manoel de Oliveira, aún dando guerra, o la esperada El bosque de sombras, de Koldo Serra, con Gary Oldman como protagonista. El director de cine argentino Carlos Sorín en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián 2006

En la Sección Oficial tenemos muchas películas desconocidas, como siempre, las que suelen llevarse al final el premio ante el desconcierto general de la crítica y el público, pero también estarán Nick Broomfield (Kurt and Courtney),  Tom di Cillo, Carlos Sorín (Historias Mínimas), Lars Von Trier  o las españolas Vete de mí (Víctor García León), Más allá del espejo (Joaquín  Jordá) y Lo que sé de Lola (Javier Rebollo), tres incógnitas con aspecto esperanzador. 

Premios Donostia para el futuro y el pasado

Dejemos de nuevo la parte de concurso y centrémonos en una mezcla de glamour, promoción y puro festivaleo: la entrega de Premios Donostia. Este año hay dos anunciados: una estrella joven con un futuro cada vez más prometedor, Matt Dillon, pero de presente y pasado dudoso y un indiscutible como Max Von Sydow, inolvidable en tantas películas pero, especialmente, El Séptimo Sello de Ingmar Bergman. 

Premios, ceremonias, palacios de congresos... pero también jóvenes promesas, actores que pasan desapercibidos, periodistas consagrados y primerizos, ilusión, mucha ilusión... y saber, de antemano, que habrá decepciones, pero que lo importante es disfrutar de las sorpresas. Sin riesgo, no hay gloria.

Almiar estará ahí para contárselo.

 


__________________________
GUILLERMO ORTIZ LÓPEZ es el
coordinador de la sección de cine de Almiar. (Página web: http://www.guilleortiz.com/)

Sigue el Festival en tiempo real: http://bretguille.blogspot.com/

- Crónicas publicadas sobre el Festival: Festival de cine de San Sebastián 2006: Unas explicaciones necesarias l Que se mueran los feos l De David Hasselhoff a Oliver Stone pasando por Matt Dillon l La aritmética puede con Delirious aunque encumbra a Di Cillo

- PÁGINA OFICIAL DEL FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE SAN SEBASTIÁN (2006): http://www.sansebastianfestival.com/2006/es/portada.htm

- IMÁGENES: (De arriba a abajo) Ernst Lubitsch 01, By Unknown (George Grantham Bain collection) [Public domain], via Wikimedia Commons | Carlos Sorin, by Mario Antonio Pena Zapatería [Creative Commons Attribution-Share Alike 2.0 Generic license], via Wikimedia Commons


 


 

 


Revista Almiar (Madrid; España) / nº 29 / agosto-septiembre 2006
MARGEN CERO   (2006) - Aviso legal