Festival de Cine de San Sebastián (2006), por Guillermo Ortiz López (Artículos en Revista Almiar)

 

 
 


Índice de artículos y reportajes

Cine

Relatos

Música en Margen Cero

Poesía

Pintura y arte digital

Fotografía

Radio independiente

Síguenos en FB

¿Cómo publicar en Margen Cero?

Página principal
 

 



Un infiltrado en San Sebastián
por Guillermo Ortiz López
 

 

De David Hasselhoff a Oliver Stone
pasando por Matt Dillon

   
 

La organización anda muy preocupada por la falta de estrellas en esta edición. Tanto que han colocado en todas las portadas oficiales y oficiosas a un grupo de tíos sin talento —Adam Sandler, David Hasselhoff— que ni siquiera participan en el Festival con su película Clic.

Parece ser que el círculo es el siguiente: sin estrellas no hay repercusión mediática, sin repercusión mediática no hay anunciantes, sin anunciantes no hay inversión, sin inversión no hay presupuesto, sin presupuesto, San Sebastián pierde la categoría de Gran Festival que no sé muy bien quién otorga pero que lleva relativamente pocos años disfrutando.

Nadie comenta sin embargo el alto nivel de las películas a concurso o el hecho de que se empiecen a romper miedos y complejos y haya llegado la variedad a las pantallas. Es decir, nadie comenta que, precisamente este año, para el espectador, el Festival es más grande que nunca.

El 11-S, tras ojos patrióticos y sensibleros

Con todo, aún se puede hacer una lista de nombres propios, que siempre gustan al lector y al espectador. Estuvo Max Von Sydow, con su perfil bajo y dis-tante, está Matt Dillon, que recibe el Premio Donos-tia por una ca-rrera algo irre-gular —y creo que estoy siendo generoso—, está Oliver Stone, por ejemplo, presentando World Trade Center, un homenaje a los bomberos que fallecieron arriesgando su vida en la evacuación de las Torres Gemelas... 

Me cuesta analizar críticamente un homenaje así. Creo que la película es francamente mejorable, pero también creo que hacer una buena película de tal masacre, tan reciente, tan brutal, tantas veces convertida ya en espectáculo televisivo, es muy difícil. O se hace un análisis político que posiblemente esté fuera del alcance del cine —a pesar de los intentos de Michael Moore— o se hace una apología. De las víctimas, véase la excepcional United 93 o de los rescatadores, véase Oliver Stone. 

En cualquier caso, la película que mejores críticas ha levantado hasta ahora es Delirious, una comedia ácida de Tom di Cillo, protagonizada por un fantástico Steve Buscemi y que presenta con ironía pero sin caer en estereotipos ni chistes burdos el mundo de la fama y los paparazzi. Perdedores y triunfadores y la delgada línea que, en el fondo, separa ambos mundos. 

Y, sobre todo, hasta qué punto en esta sociedad triunfar, ser famoso, aparecer en televisión se ha convertido en un valor en sí mismo. Se puede denunciar sin hacer cine de denuncia. Los matices sirven, en ocasiones, mucho más que cualquier discurso. 

Cal... y arena

Sigamos con matices... Noticias de una guerra, documental producido por Elías Querejeta y dirigido por Eterio Ortega, se presenta a sí mismo como «un análisis de la contienda evitando partidismos». No lo consigue. El análisis queda en nada debido a un montaje que echa a perder la gran cantidad de material reunido, empezando muy despacio y acabando deprisa y corriendo. El partidismo existe, quizás, incluso, deba existir. Lo que es absurdo es negarlo. 

Aunque hay mayores decepciones. Por ejemplo, la más sonada, Lo que sé de Lola, de Javier Rebollo, con Lola Dueñas de protagonista. La actriz estaba exultante y deseosa de que la película triunfe. Es comprensible. Ella está intachable. Pero el filme es lento, tedioso, previsible... lo peor de la escuela francesa llevado al extremo. 

Aparte de eso, sorpresas como la brasileña Glue, películas agradables como Little Miss Sunshine, la posibilidad de volver a ver la inquietante y cómica Remake, de Roger Gual —los que sigan a la vez mi blog sabrán de lo que hablo— o ver a Álex Brendemühl en nuevos registros en 53 días de invierno

A la espera, todavía, de The boss of it all, anunciada como «una comedia de Lars Von Trier». Vaya, jamás creí que pudiera llegar a leer alguna vez una frase así, suena algo así como «el nuevo musical de Isabel Coixet». Veamos.
 


__________________________
GUILLERMO ORTIZ LÓPEZ es el
coordinador de la sección de cine de Almiar. (Página web: http://www.guilleortiz.com/)

Sigue el Festival en tiempo real: http://bretguille.blogspot.com/

- Crónicas publicadas sobre el Festival: Festival de cine de San Sebastián 2006: Unas explicaciones necesarias l Que se mueran los feos l De David Hasselhoff a Oliver Stone pasando por Matt Dillon l La aritmética puede con Delirious aunque encumbra a Di Cillo

- PÁGINA OFICIAL DEL FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE SAN SEBASTIÁN (2006): http://www.sansebastianfestival.com/2006/es/portada.htm


 


 

 


Revista Almiar (Madrid; España) / nº 29 / agosto-septiembre 2006
MARGEN CERO   (2006) - Aviso legal