Teoría del color


No hay cosa más astuta y escurridiza que el color. El hombre, en su afán por dominarlo, sin saberlo, ha caído en algunas de sus muchas trampas.

Desde épocas antiguas la humanidad ha estudiado el color y escrito innumerables tratados que han pretendido explicar parte de sus enigmas, que a su vez, en una acción responsable, nuestros científicos modernos han comprobado, aceptado o rechazado.

Es de conocimiento general que el color es luz y que las cosas sólo reflejan el color que no consiguen absorber. Que lo visto como rojo no es en realidad rojo y lo que vemos en azul tampoco es verdaderamente azul. Claro. Este es sólo uno de los grandes misterios del color que han sido develados por la inteligencia del hombre.

Pintores de la talla de Matisse, Cezànne, Paul Klee y Chagall también creyeron dominarlo. Sin embargo el color se parte de la risa y dice «pobrecitos».


© Víctor Vegas (2004) - Revista Almiar - Volver a página inicial