Las 10 mejores bandas
sonoras de la historia del Cine
—una visión personal—

_______________________________
José Miguel Jiménez y
Pedro M. Martínez



Descubriendo nunca jamás



EL AUTOR

Salvo para los seguidores de las bandas sonoras, el compositor polaco Jan A.P. Kaczmarek era un gran desconocido dentro del cine hasta que, a finales del año 2004, empezó a sonar en todas las quinielas de los Oscar tras ganar los Globos de Oro, antesala de la estatuilla dorada que más tarde recibiría de manos de John Travolta por la música de Finding Neverland, del director Marc Foster.

Kaczmarek llevaba más de diez años trabajando para directores como su compatriota Agnieszka Holland, en tres de sus películas, Total Eclipse (1995), Washington Square (1997) y The third miracle (1999) o el también polaco, Janusz Kaminski, en Lost Souls (‘Poseidos’) en el 2000. En 2001, tras musicar Edges of the Lord (Yurek Bogayevicz) y Quo Vadis (Jerzy Kawalerowicz), trabaja para el director Adrian Lyne en Unfaithful (‘Infiel’).

LA BANDA SONORA

En 2004, el director Marc Foster le propuso su mayor reto: la banda sonora de una nueva película sobre el universo de Peter Pan, que se llamaría Finding Neverland ('Descubriendo nunca jamás') y narraría el proceso creativo del cuento por parte del escritor James M. Barrie, interpretado por Johnny Depp.

Alrededor de Peter Pan ya se habían producido diferentes películas con compositores tan conocidos como John Williams, en Hook, de Steven Spielberg o James Newton Howard en Peter Pan, de Paul J. Hogan, sin olvidar el clásico de Disney de dibujos animados, con la famosa canción You can fly (‘Volarás’). El reto para Kaczmarek era lo bastante importante como para que se rodease de la Hollywood Studio Symphony, dirigida por Nick Ingman, y el coro del Brompton Oratory School, que presta el aire infantil que requiere la película en canciones como Where is Mr. Barrie? o Why does she have to die? Entre los instrumentistas destacan la violinista Clio Gould en canciones como Impossible openning y el pianista Leszek Mozdzer en Piano variación in blue, Children arrive, The park on piano o Minor piano variation.

Los resultados son una música intimista y a la vez alegre que refleja con naturalidad la personalidad y los sentimientos imaginativos del creador de Peter Pan, dibujado en la película como un trasunto idealizado del mismo.

Hay que destacar la unanimidad de la crítica y los adeptos a las bandas sonoras al considerarla como la mejor del año 2004, opiniones que fueron un soplo de aire fresco para los nuevos autores europeos frente a los más habituales del cine norteamericano.

Por una vez, el autor también fue reconocido en su país, Polonia, donde tras recibir el premio de la Academia de Hollywood, escribió la Cantata for Freedom en homenaje al 25.º aniversario del inicio del movimiento sindical Solidaridad y el oratorio 1956 para conmemorar el 50.º aniversario del alzamiento en Poznan, en dicho año, contra la dictadura polaca, emitiéndose sus estrenos en directo por parte de la televisión nacional polaca.

LA PELÍCULA

Finding Neverland narra, como decíamos, el proceso creativo de una de las obras más importantes de la literatura infantil. El autor de Peter Pan, Sir James Matthew Barrie —interpretado por un contenido Johnny Depp—, es un famoso escritor, periodista y dramaturgo escocés que se inspira tras el encuentro con los cinco niños huérfanos de padre de la familia Llewelyn Davies. A pesar de los recelos de la viuda y de la abuela de los niños, Barrie dedica todos sus esfuerzos en entretener a los niños mediante juegos, trucos de magia, disfraces, etc, que irá transcribiendo en el libreto de su más famosa obra que se estrenará poco después.

La película, basada en la obra de teatro de Allan Knee, The man who was Peter Pan, está dirigida a públicos de moderada actitud especulativa y opta, por ello, en plantear una versión «amable» de la intrincada personalidad de Barrie, noveno hijo de los diez que tuvieron el tejedor David Barrie y su esposa Margaret Ogilvy. El escritor, nacido en Kirriemuir (Escocia), padeció a los siete años de edad la muerte de su hermano mayor, hijo favorito de la madre, que falleció al caer en un lago helado. Barrie quiso sustituir al fallecido, con la complacencia, al parecer, de la madre y así se convirtió en un ser enfermizo y melancólico cuyas únicas diversiones eran leer a Robert Louis Stevenson, la compañía de niños pequeños y escribir, una actividad que le atrajo desde muy temprana edad.

No resulta extraño entonces que, poco después de divorciarse, Barrie encontrara consuelo con la amistad de George, Jack, Peter, Nico y Michael, los niños que conoció en el curso de sus paseos por los jardines londinenses de Kensington, que inspirarían su genial obra y a quienes adoptó después del fallecimiento de la madre de estos. La «sensacional» aventura de la muerte, como diría Peter Pan en la obra, puede sentirse como una premonición pues George murió en la 1.ª Guerra Mundial, Michael —un hombre atormentado por su condición de homosexual— se suicidó arrojándose a un lago con su amante, y Peter se lanzó bajo un tren del metro incapaz de resistir la muerte de su hermano Jack. En 1966, el siquiatra Eric Berne utilizó el personaje de Peter Pan como modelo para ilustrar el niño que todos llevamos dentro y en 1983 el psicólogo Dan Kiley describió en un libro —por primera vez— el «síndrome de Peter Pan» como el conjunto de características que tiene aquella persona que no quiere crecer; un año después, acuñó el término de «síndrome de Wendy» para definir a los hombres y mujeres que actúan como madres o padres con la gente más allegada.

Peter Pan se estrenó en el teatro Duque de York, en 1904, suponiendo un gran éxito de público y crítica que se vería refrendado casi cincuenta años después en Broadway y también por la versión de dibujos animados filmada por Walt Disney (1953) —un engendro más de la «factoría» que ahora se pretende rescatar a bombo y platillo—, terminando por convertirse en un clásico universal de la literatura.


___________________
José Miguel Jiménez, coordina la sección de música de la Revista Almiar y Pedro M. Martínez es el director de dicha publicación.

Otros artículos de esta serie:
Las horas l El último tango en París


* IMÁGENES EN ARTÍCULO (orden descendente): Movie ticket for Finding Neverland 2005, Por David Arango de León, Spain (Flickr) [CC-BY-2.0 (http://creativecommons.org/licenses/by/2.0)], undefined | Jan A.P. Kaczmarek, PL Poznań, By Michał Nadolski (Own work) [CC-BY-3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by/3.0)], via Wikimedia Commons | J. M. Barrie in 1901, See page for author [Public domain], via Wikimedia Commons