LA MURALLA ROMANA DE LUGO, UNA OLVIDADÍSIMA FORTALEZA TECNOLÓGICA
_____________________________

La muralla de Lugo fue construida cuando la ciudad tenía ya dos siglos y medio de existencia. Todo parece indicar que fue debido a la invasión del imperio por parte de los pueblos bárbaros. También existe la teoría de que fueron grandes revueltas internas las que provocaron su construcción.

Simultáneamente se producen cuatro hechos misteriosos y nunca explicados:

1.- ¿Por qué la hicieron tan grande? (la superficie interior es de 32 Ha).

2.- ¿Por qué la muralla de Lugo tiene la mayor concentración de torres de todo el mundo romano? ( 81 potentes torres, una cada 15 m).

3.- ¿Por qué dejó una parte de la ciudad fuera?

4.- ¿Por qué no sigue las curvas de nivel más favorables? Su diseño sigue un trazado que no parece ser de inspiración militar. La muralla se aproxima demasiado a tres cotas donde el terreno exterior es favorable al enemigo.

¿Sufrieron los lucenses de antaño ese error?...

Todo parece indicar que sí pero, si sucedió, ya nadie lo recuerda hoy.

El año 460 los Suevos, al mando de su caudillo Hermerico, entraron a sangre y fuego porque los Lucenses se habían dejado las puertas abiertas con motivo de la Pascua.

De ahí la frase: «Y nos hicieron la pascua».

El fallo no fue de la muralla, fue un fallo humano porque los Lucenses sabían que los Suevos merodeaban.

El espíritu que había construido la muralla desapareció de golpe y para siempre.

Después nada fue a mejor. Vinieron vándalos, godos, árabes del norte de África, Alfonso primero el Católico, Almanzor el invencido, Odoario obispo africano, Alfonso II el Casto, Ramiro I con la ayuda de Santiago apóstol (fueron rechazados en Lugo), Fruela II que muere de lepra en Lugo siendo rey de Galicia y León, Bermudo II el Gotoso, etc. Múltiples guerras y asedios... todo ello hizo que los Lucenses supieran bien cuál era la diferencia de estar fuera o dentro de murallas.

Cuando los palacios y los templos hacía tiempo que habían desaparecido, la muralla seguía manteniendo su razón de ser. Una fortaleza tan imponente mantuvo su gran valor estratégico durante muchos siglos. Dentro de ella los reyes cristianos eran coronados. El primero fue Pelayo. Y aunque los árabes la invadieron nunca la destruyeron. En 1836 fue acondicionada para la guerra moderna estableciéndose en ella piezas de artillería. Para ello fue necesario derribar todas las numerosas torres que aún conservaba.

Hoy, la herencia dejada por los Suevos bárbaros aún perdura, y nadie sabe que la muralla tenía torres que impedían que el enemigo pudiese corretear por su circuito.

Es tristísimo que nadie crea ya que la muralla fue en sus buenos tiempos una fortaleza tecnológica inexpugnable y que fueron los largos siglos de abandono, de olvido, de estulticia e ignorancia, y no la batallas, las que causaron la ruina que no ha dejado de acelerarse desde 1836.

Esta incomprensible e invencible ignorancia me ha hecho adoptar una estrategia basada en ataques de guerrilla que nunca van dirigidos contra los lucenses y sí contra los condes, prebostes, señores y demás herederos de Hermerico y sus huestes, que no amaban ni los deportes ni las termas.

Nadie sabe hoy por qué las torres eran necesarias y cual era la razón de ello. Ni por qué es necesario defender la muralla de lluvias y humedades, si veis El informe Aió y LA TRILOGÍA conoceréis de este asunto mucho más que los Lucenses que dormitan dentro de los muros de una fortaleza que, en 1809, se salvó gracias a la crueldad de la caballería napoleónica.

Pero la guerrilla con un mayor despliegue de fuerzas, en solitario, fue realizado en el espacio virtual de gran precisión que abarca todos los detalles de la muralla de Lugo, que tiene 2130 metros de longitud. Y que ahora incluye 81 torres, 1836 ventanas y contraventanas, 162 pequeñas puertas de comunicación en las torres, y la ciudad romana creciendo dentro y fuera de murallas (ver espacio virtual en Aantia Bellucci, galería de arte). No digo el software empleado para no hacer publicidad gratuita.

¡Abajo los Suevos!

Ulises Sarry



La Muralla Romana de Lugo

 «                » 


entrada seccion imagen revista almiar

LITERATURA - FOTOGRAFÍA - PINTURA - MÚSICA - ARTÍCULOS - PÁG. PRINCIPAL
Revista Almiar™ - Margen Cero (2003) - Aviso legal