Bob Dylan: Hurricane
y algunas canciones más...


por
José Miguel Jiménez


En 1962, Bob Dylan publica su primer disco. Aunque sólo contenía dos canciones propias, siendo el resto versiones de autores del folk y del blues, Bob Dylan se muestra como un autentico poeta contando su viaje desde su Minnesota natal, hasta Nueva York, donde se había trasladado para convertirse en músico profesional. El disco, grabado en un sólo día y con un coste de apenas 400 dólares hace que Dylan colabore grabando como músico de sesión para otros músicos.


Vagando desde el salvaje Oeste,
Dejando atrás las ciudades que más quiero,
Creía que ya lo había visto todo,
Hasta que entré en la ciudad de Nueva York.
La gente descendiendo bajo tierra,
Los edificios subiendo al cielo.
Di vueltas por allí terminando
En uno de los muchos cafés del barrio.
Subí al escenario y empecé a tocar y cantar.
El dueño dijo, «Vuelve otro día,
Pareces un palurdo;
Aquí queremos cantantes folk».

(Talking New York)


El nombre de Bob Dylan comienza a sonar por los circuitos musicales trasladándose a Londres para grabar para la BBC. Tras su vuelta, comienza la grabación de su segundo disco, The Freewheelin´ Bob Dylan, en el que ya incluye únicamente composiciones propias, con éxitos como Blowin´in the wind, A hard rain's a-gonna fall o Masters of war. En pleno crecimiento del movimiento pacifista en unos Estados Unidos convulsionados por la guerra de Vietnam o la crisis de los mísiles en Cuba, Dylan se destaca en la canción protesta.


Vosotros que construís todas las armas
Vosotros que construís los aviones de la muerte
Vosotros que construís las grandes bombas
Vosotros que os escondéis detrás de las paredes
Vosotros que os escondéis detrás de los escritorios

Yo sólo quiero haceros saber que puedo ver a través de vuestras máscaras
Vosotros que nunca hacéis nada
Sino construir para destruir
Vosotros jugáis con mi mundo
Como si fuera vuestro juguetito
Vosotros ponéis un arma en mi mano
Y os ocultáis de mi vista
Y os dais la vuelta y corréis más lejos
Cuando vuelan las veloces balas.

(Masters of war)


Ese mismo año actúa como artista invitado de la cantautora Joan Baez, y lanza un nuevo disco, Another side of Bob Dylan, continuando con la canción protesta, que contenía canciones como It ain´t me Babe o My back pages.


Llamaradas rojas atravesaban mis oídos
atravesando altas y poderosas trampas derribadas con fuego sobre caminos llameantes
usando mis ideas como mapa nos encontramos en las orillas
pronto dije yo orgulloso, bajo la frente acalorada
ah, pero yo era muy viejo entonces,
soy mucho más joven ahora
[...].

(My back pages)


En 1964 Bob Dylan publica su tercer disco The times they are a-changin´, actuando en lugares como el Royal Festival Hall de Londres o el Philarmonic Hall de Nueva York con aforos completos. Sus dos siguientes albumes Bringing it all back home y Highway 61 Revisited se publican en 1965 y suponen una ruptura respecto al pasado. Bob Dylan electrifica su guitarra abrazando al nuevo rock´n´roll, lo que le supone un rechazo frontal de la comunidad folk que se escenifica en el famoso festival de Newport donde su nuevo proyecto es rechazado por el público. Sin embargo, la popularidad de Bob Dylan crece llegando a niveles de Elvis, o los Beatles y los Rolling en Inglaterra, gracias a canciones como Like a rolling stone o Mr. Tambourine Man.


Eh, hombre de la pandereta, toca una canción para mí,
No tengo sueño y no voy a ningún sitio.
Eh, hombre de la pandereta, toca una canción para mí,
En la mañana de metálico sonido tintineante te seguiré.
Aunque sé que el imperio de la noche ha vuelto a la arena,
Se escapó de mi mano,
Dejándome aquí ciego, pero sin ganas aún de dormir.
Mi cansancio me sorprende, tengo marcados los pies,
No tengo que encontrarme con nadie.
Y la vieja calle vacía está demasiado muerta para soñar.

(Mr. Tambourine Man)


En estos momentos Bob Dylan conoce a unos músicos que liderados por Robbie Robertson comienzan a acompañarlo en sus conciertos, dándose a conocer como The Band. Un accidente de moto, cerca de su casa de Woodstock, le obliga a retirarse durante casi dos años, reapareciendo en 1968 con un nuevo álbum, John Wesley Harding, que contiene canciones como All along the watchtower y actúa en el concierto de homenaje a su mayor ídolo, Woody Guthrie. La música de Dylan aparece repleta de referencias bíblicas y cada vez más cercana al country, gozando con la colaboración de Johnny Cash para su siguiente disco, Nashville Skyline en donde incluiría canciones tan bellas como Girl of the North Country o Lay Lady Lay:

Acuéstate, mujer, acuéstate, acuéstate en mi gran cama de bronce
Quédate, mujer, quédate, quédate con tu hombre un poco más
Hasta que rompa el alba, déjame ver cómo le haces sonreír
Su ropa está sucia pero sus manos están limpias
Y tú eres lo mejor que él haya visto nunca

Quédate, mujer, quédate, quédate con tu hombre un poco más
¿Por qué seguir esperando al mundo para empezar?
Puedes nadar y guardar la ropa

¿Por qué esperar más tiempo por aquél que amas
Si ya está de pie frente a ti?

Acuéstate, mujer, acuéstate, acuéstate en mi gran cama de bronce
Quédate, mujer, quédate, quédate mientras quede noche por delante.
Deseo verte a la luz del día.
Quiero llegar a ti por la noche

Quédate, mujer, quédate, quédate mientras quede noche por delante.

(Lay, lady, lay)


En 1970 aparecen dos nuevos discos Self portait y New morning. En 1972 participa en la pelicula Pat Garrett y Billy the Kid, del fallecido director Sam Peckinpah, con un pequeño papel, y graba la banda sonora en la que se incluye otro de sus grandes éxitos, Knockin´on heaven´s door.

Mama, puse mis pistolas en el suelo
No podré dispararlas más
Esas negras y frías nubes están cayendo
Me siento como si estuviera llamando a las puertas del cielo.

(Knockin´ on heaven´s door)



El conejo corriendo a través de la carretera
Bajo el puente por donde pasaba el agua
Feliz simplemente con ver que sonríes
Bajo el cielo azul

En esta nueva mañana, nueva mañana
En esta nueva mañana contigo.
¿No puedes oír al motor funcionando?
El automóvil poniéndose de moda
Yendo carretera abajo una o dos millas por el campo
Feliz simplemente con ver que sonríes
Bajo el cielo azul

En esta nueva mañana, nueva mañana
En esta nueva mañana contigo.
La noche pasó tan rápidamente
Como sucede siempre que estás conmigo.

(New morning)


En 1973 graba Planet Waves junto a The Band, comenzando una gira tras ocho años. Termina el año 1974 con la grabación de un nuevo disco, Blood on the tracks. A finales de 1975, comienza una gira de gran éxito, Rolling Thunder Revue, en la que toca temas de su nuevo disco Desire, en el que se incluye la canción Hurricane reivindicando la inocencia del boxeador Rubin Hurricane Carter en unos asesinatos que no fueron cometidos por él... La canción demuestra un compromiso político común en muchos músicos de su generación, claramente motivada por el mayo francés del '68, por la guerra de Viet-Nam y la lucha contra la política imperialista del gobierno norteamericano. Carter ha sido interpretado recientemente por Denzel Washington en una película, hecho que comentó algo socarronamente Mumia Abu-Jamal, otro condenado a muerte por la «justicia» en USA y cuya historia inspiró la canción La voz de los sin voz, del grupo Rage Against The Machine, cuando el boxeador le visitó en la cárcel, en marzo de 1976. La intervención de Carter ante un foro contra la pena de muerte, resultó impresionante.

La gira Rolling Thunder Revue reúne una larga de lista de músicos secundarios de lujo, como Joan Baez, Jonie Mitchell, Rambling Jack Elliott, Arlo Guthrie, Mick Ronson, Roger McGuinn, y el poeta Allen Ginsberg. El álbum en vivo Hard Rain se edita al final del tour y aparece también Renaldo and Clara, una película de cuatro horas basada sobre la misma.

A principios de 1978, Dylan se embarca en otra gran gira, este vez apoyado por una banda de salón de Las Vegas. El grupo estuvo presente en Street Legal, de 1978 y el álbum en vivo At Budokan, de 1979. Al final de esta gira, sobre 1979, Dylan anuncia que ha visto la luz del cristianismo y lanza una serie de álbumes religiosos como Slow Train Coming, en torno al cual prepara una nueva gira para presentar exclusivamente su material religioso, lo que produjo un mal sabor de boca para sus seguidores históricos. Otros dos álbumes religiosos Sabed (1980) y Shot of Love (1981) tuvieron una pobre aceptación. En 1982, Dylan viaja a Israel, los rumores hablaban sobre que su conversión al cristianismo había acabado. Vuelve a grabar un disco secular 1983 Infidels, con un resultado de crítica y público muy favorables.

Dylan vuelve a editar en 1984, con el álbum en vivo Real Live. Le siguió Empire Burlesque, en 1985, pero su combinación de canciones bailables y de rock & roll vuelve a desalentar a sus seguidores. En 1986, Dylan vuelve a la carretera por medio de una gira con Tom Petty & The Heartbreakers, un viaje aclamado, pero Knocked Out Loaded, publicado ese mismo año, no fue lo que se dice un éxito. Al año siguiente, viaja con los Grateful Dead como banda de apoyo; dos años después aparece el álbum Dylan & the Dead. En 1988, Dylan embarca en lo que se conoció como The Never-Ending Tour una secuencia constante de espectáculos que no finalizaron hasta bien entrada la década de los '90. Ese mismo año, 1988, edita Down in the Groove.

En 1989. Oh Mercy es aclamado como uno de sus mejores álbumes desde Blood on the Tracks, de 1974. Sin embargo, su continuación, Under the Red Sky, de 1990, no fue bien recibido, especialmente cuando se compara con la entusiasta acogida de la caja The Bootleg Series, Vols. 1-3 (Raro & Unreleased), en 1991, una colección de canciones desechadas y rarezas.

El resto de los '90, Dylan dividió su tiempo entre cantar y pintar (comenzó a realizar cuadros). En 1992, volvió a grabar Good as I Been to You, una colección acústica de folk, World Gone Wrong, que recibió el Grammy como mejor álbum de Folk Tradicional. Tras la edición de este disco, Dylan publica un álbum de grandes éxitos y otro en directo.

Time Out of Mind es su primer álbum de material original en siete años y ve la luz a finales de 1997. El disco recibe las mejores críticas en años e inesperadamente aparece en el Top Ten. Su éxito parecía ser un resurgimiento del interés por Dylan, llegando a aparecer en la portada del Newsweek. A principios de 1998, Time Out of Mind recibe tres Premios de Grammy, Álbum del Año, Mejor Álbum de Folk Contemporáneo y Mejor Vocalista de Rock Masculino. En sólo cuatro años desde la edición en 1997 del disco de platino Time Out of Mind
—uno de los mayores éxitos de ventas del artista y uno de los álbumes más aclamados por la crítica y por el que se le otorgaron tres premios Grammy's, incluido el de al mejor álbum del año— Bob Dylan ofreció 450 conciertos en todo el mundo.

Love and Theft (2001) sería el siguiente álbum del artista en cuatro años. El disco, número 43 del artista, contiene doce temas grabados durante la primavera de dicho año junto a la banda que estaba de gira con Dylan, además de contar con la colaboración de otros músicos como es el caso del legendario teclista tejano, Augie Meyers. En este año también escribió y grabó Things Have Changed que se incluyó en la banda sonora de la película Jóvenes prodigiosos, con este tema recibió el Premio de la Academia y el Globo de Oro a principios de este año.

Símbolo durante un cuarto de siglo, joven rebelde, cantante contestario, iconoclasta, religioso a veces, descreído otras, Dylan es, sin duda, el ejemplo vivo de una época irrepetible. Sus canciones, verdaderos poemas, pasarán con toda seguridad a la historia de la literatura y al inconsciente colectivo de las nuevas generaciones. Llueve, siempre llueve alguna vez... tiene que llover a cántaros.


(Ilustración: Bob Dylan, en noviembre de 1963; See page for author [Public domain], via Wikimedia Commons).


Volver a página principal


LITERATURA · REPORTAJES · FOTOGRAFÍA

Revista Almiar (Madrid; España) - MARGEN CERO ™ (2003) - Aviso legal