ESCRIBIR POESÍA EN ESPAÑA ES TODO UN EJERCICIO DE HEROICIDAD...

por

Vicente Luis Mulero Carbonell


 

Escribir poesía en España es todo un ejercicio de heroicidad, la poesía en la actualidad está en franca decadencia, aquí en España son algo más bien marginal las cosas que inspiran poesía como la belleza, naturaleza y alguna mujer de grata visión; algunos piensan que la poesía es algo muy complejo, según dicen tienen muchos significados.

Este género sistemáticamente vilipendiado está siendo condenado por todos al más severo de los ostracismos.

Hablar de literatura es una cuestión que no se da con asiduidad, tampoco es de extrañar: se está perdiendo el rumbo; hoy en día está todo mediatizado, en manos de las grandes corporaciones del sector multimedia, que día a día indican qué música se puede oír y qué escritores has de conocer, si quieres estar al cabo de la calle.

El mundo cultural es un círculo cerrado con su lado logogrifico, sus rencillas y divismos, mientras la gente cada vez más idiotizada por lo que la publicidad dicta se olvida del lado más sensible de la vida.

Los mensajes habituales incitan a no meditar, a consumir solo aquello fácil de entender; cada día es más difícil hablar de algo que no sea fútbol o los concursos de moda, todo lo demás se diluye en un segundo plano.

Si tratas de llevar el tema de conversación por derroteros literarios te tachan de intelectual, tampoco es eso, pero lo fácil es no pensar y es mejor ir adocenado en multitud sin criterio ni personalidad.

No me extraña que la poesía esté mal vista, la poesía incita a reflexionar y eso, según estos tiempos actuales, no es bueno.

La poesía es un género difícil que tiene fama de cursi, pero no se trata de eso sino de explorar nuestro lado más sensible y sentimental. Ser hipersensible esta mal visto, si tú mencionas a gente de tu confianza que escribes poesías o por lo menos lo intentas te tachan de blando, o simplemente se ríen.

Foto: Pedro M. Martínez
(FOTOGRAFÍA: Pedro M. Martínez ©)

Escribir poesía es una de las cosas más complejas que hay en este mundo y más si es de temática romántica: entonces la batalla está totalmente pérdida de antemano, ya que ni tan siquiera algunos editores dedicados a la poesía creen en ella o se limitan a promocionar sólo aquella que les agrada a ellos.

El editor es ese ser atípico que tiene el poder de dar a conocer los trabajos inéditos que considera subjetivamente buenos; en lo que a la poesía se refiere, esta cuestión se complica muchísimo más.

Las batallas como ésta están perdidas de antemano, el poeta -como el escritor- son razas en extinción que habría de proteger cual rara avis. La sensibilidad humana es una cualidad en franca decadencia, las cosas gratas no venden, no son nada comerciales, al igual que la poesía.

La sensibilidad es algo bello que se debería cultivar como se enseña a cultivar el éxito. Ser sensible sólo crea incomprensión, por eso los poetas suelen ser grandes incomprendidos, con cierto toque marginal, no por ello quiere decir que vivan penosamente, sino que no son entendidos por la filosofía de vida que llevan…

Cada día es más difícil escribir poemas o intentarlo sin que te tomen por un bicho raro o un loco idealista, el romanticismo y la poesía peligran cada día un poco más.

La sensibilidad está en peligro...



PÁGINA DEL AUTOR:
http://www.geocities.com/espacioliterario/index.html






PINTURA | LITERATURA | ARTÍCULOS | FOTOGRAFÍA
Revista Almiar - Margen Cero™ (2004) - Aviso legal